Analistas

Obama consolida su legado

GUARDAR

Cuando se aproxima el final de su mandato, los presidentes norteamericanos tienen motivos para reflexionar sobre la forma como serán percibidos por los historiadores del futuro. En el caso particular de Barack Obama, dada la virulencia del prejuicio racial que ha tenido que enfrentar, sus detractores se adelantaron a pronosticar un final melancólico para un gobierno a la deriva, que ha debilitado a Estados Unidos a causa de un liderazgo vacilante. Para la extrema derecha, quien ocupa la Casa Blanca es un ateo islámico marxista, originario de Kenia. Otros le señalaban a Vladimir Putin como ejemplo de un líder varonil exitoso. Entre los menos exaltados, Jeb Bush lo critica por utilizar palabras con muchas sílabas. Unos y otros intentan crear la imagen de que se están oponiendo a una administración fracasada.

Obama no se ha tomado el trabajo de responder a sus más agresivos contradictores. Se ha limitado a derrotarlos. Haciendo uso de las facultades que la Constitución le asigna al Ejecutivo, ha procedido a impulsar una agenda de avanzada en temas tales como la protección del medio ambiente, la mejoría de las condiciones laborales de trabajadores de bajo ingreso y la legalización de inmigrantes indocumentados. La reticencia a intervenir militarmente en los conflictos del Medio Oriente responde a un sentimiento generalizado de fatiga con las aventuras guerreristas de George W. Bush y Dick Cheney. Con respecto a la agresividad belicista del dirigente ruso, ha seguido el consejo de Napoleón Bonaparte: ‘Cuando el enemigo está cometiendo errores, no hay que interrumpirlo.’ El supuesto liderazgo varonil de Putin ha resultado ser menos formidable a los precios actuales del petróleo.

En el frente interno, la reforma del sistema de salud de 2010 que extendió la cobertura a millones de personas que carecían de seguros médicos, Affordable Care Act, ha sido validada por una decisión reciente de la Corte Suprema. La inclusión del pago de contraceptivos por parte del seguro médico ha contribuido a reducir los embarazos no deseados y la incidencia del aborto. La legalización del matrimonio homosexual por la Corte Suprema, si bien no era una iniciativa de la administración, fue celebrada por Obama como un triunfo de la igualdad ante la ley. La Casa Blanca fue iluminada con los colores del movimiento LBGT.

El manejo de la economía es un tema en el cual Obama les está creando problemas a los precandidatos presidenciales Republicanos.  La Reserva Federal considera que los fundamentales de la economía son lo suficientemente saludables para permitir un aumento gradual de su tasa de interés este año. La tasa de desempleo es de 5,3 %. La Revista Forbes declara a Obama el mejor presidente de Estados Unidos en materia económica de los tiempos modernos.

Sin estridencias, prefiriendo la negociación a la imposición de una Pax Americana por la fuerza, Obama podrá entregarles a sus sucesores una economía saneada así como un gobierno más conciliador, reconciliado con la realidad de un mundo multi- polar y con la sociedad pluralista contemporánea.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés