Analistas

Perspectivas de la economía mundial

La revisión de las proyecciones de la economía mundial adelantadas por el Fondo Monetario Internacional, FMI, indican que el mundo marcha a tres velocidades: lenta en los países de Europa Occidental, moderada en los Estados Unidos y, de manera acelerada en los países emergentes. La tasa anual de crecimiento mundial alcanzó 3.2% en 2012 y pasará a 4% en 2014. En el caso de Europa, se estima que registró una contracción del 0.6% en 2012, que continuará en recesión en el año en curso y que en 2014 puede conseguir una tasa positiva de 1.1%. Para los Estados Unidos, el crecimiento en 2012 alcanzó 2.2% y se acelerará hacia 3% para 2014. Por su parte, los países emergentes, que registraron un crecimiento de 5.1% en 2012, continuarán un proceso de crecimiento acelerado que ascenderá a 5.7% para 2014. En lo que hace a América Latina, sin embargo, su actividad económica se vio afectada adversamente en 2012, ya que la tasa de crecimiento sólo fue de 3% anual y recuperaría ligeramente su ritmo de aumento hasta lograr un 3.9% para 2014.

 
Por su parte, el Informe de Estabilidad Financiera Global del FMI indica que la situación en Europa todavía requiere de reformas profundas, particularmente en lo que se refiere al sector corporativo y a los bancos. Recomienda con urgencia la constitución de un regulador único. De otro lado, reconoce que el fortalecimiento del sector bancario en los Estados Unidos se ha venido dando a buen ritmo.  Así mismo, destaca que a comienzos del año se dio solución en el Congreso de los Estados Unidos al precipicio fiscal que amenazaba la expansión económica de ese país. También recalca que el problema hipotecario con los créditos de vivienda se ha venido resolviendo, y que la inversión en nuevas viviendas comienza a recuperarse. Tanto en dicho informe como en el comunicado del Comité Financiero y Monetario del FMI, se recomienda mantener por un mayor lapso los estímulos monetarios que se han venido otorgando por parte de los bancos centrales de las economías avanzadas. En fin, juzga que la prioridad mundial es crecer más y generar más puestos de trabajo.
 
En cuanto hace a América Latina, el Fondo Monetario señala que la desaceleración en  2012 fue particularmente severa en Brasil, pero que las perspectivas son de recuperación. Para Colombia, se redujo la tasa de crecimiento estimada para  2013 de 4.4% a 4.1%. Para 2014, la proyección es una aceleración a 4.5%. Por su parte, considera que la aceleración prevista para China, así como el mejoramiento en las economías de Estados Unidos y Europa, auguran un crecimiento en la demanda externa para América Latina. Con todo, sostiene que entre los riesgos para la región sobresale una posible reversión en los flujos externos de capital que han beneficiado a la región en los últimos años. Considera que la combinación de una caída en la inversión, junto con un menor flujo de capitales, podría conducir a tasas de crecimiento de un 2% menos que las estimadas en los escenarios más plausibles. Argumenta que se debe aprovechar la actual coyuntura para afirmar la consolidación fiscal y reducir el endeudamiento público, y juzga que el mayor reto de mediano plazo es sentar las bases para el logro de una mayor competitividad y productividad. En ese sentido, el reciente Plan para la Productividad y el Empleo adoptado en Colombia deberá analizarse para evaluar su consistencia con las grandes recomendaciones que surgieron de las recientes reuniones del Fondo Monetario Internacional.