Analistas

Sostenibilidad para un nuevo agro

Los retos mundiales de alimentación, uso del agua, generación de energía limpia, cambio climático, producción de alimentos saludables, desarrollo económico y justicia social tienen que ver de forma directa con la producción agropecuaria y agroindustrial. Hoy el agro es una de las principales fuentes de contaminación en el mundo, la que más agua dulce utiliza para sus procesos y a la vez es uno de los sectores más afectados con el creciente cambio climático, fenómeno que ha traído grandes veranos y épocas de lluvia, ocasionando pérdidas de los cultivos, desertificación acelerada de tierras agrícolas, la pérdida de fuentes de agua que se usaban para riego, cambios en el tipo de semillas que se utilizan por variedades que sean más resistentes, la llegada de nuevas plagas, enfermedades y sobre todo grandes pérdidas económicas, que en la mayoría de los casos se transfieren a los consumidores finales con productos más costosos. Las nuevas empresas de agro que quieren sobresalir y tener un futuro próspero deben tener en cuenta estos aspectos y trabajar por ser SOSTENIBLES. 

 Sostenibilidad no es solo cuidar los recursos naturales y el medio ambiente, hoy los consumidores exigen productos sostenibles, que garanticen un buen trato a las personas que intervienen en la cadena de producción, un buen uso de los recursos naturales y una alta calidad. Para cumplir con estas exigencias, las empresas deben usar nuevas tecnologías que les permitan producir más en menos área, usar los desperdicios para producir energía o para fertilizar, utilizar insumos certificados mundialmente, cuidar las fuentes de agua y ser eficientes en su uso, aumentar las exigencias de formación del recurso humano y  la investigación en biotecnología para desarrollar variables más productivas y resistentes, entre otras variables que serán determinantes para ser más eficientes en el uso de los recursos, garantizado una mayor y mejor producción. 

 En la nueva era de la información, la tecnología digital jugará un papel fundamental para el desarrollo sostenible.  La información generada por la red, el uso de dispositivos inteligentes y los desarrollos de plataformas digitales están aportando al aumento de la productividad, el mejor uso de los recursos naturales a través de la agricultura de precisión, el mejor uso del agua mediante censores instalados en las platas que no permiten que se dé desperdicio, plataformas de comercialización en línea que eliminan intermediarios y disminuyen desechos de alimentos y a desarrollar conocimiento colaborativo entre los actores mundiales del agro en donde se puede obtener información que le permita a los agricultores aprender de los demás y adaptar los cambios que les permitan ser más productivos y rentables. 

 Más que tierra, lo que lo que necesitamos en Colombia es investigación, educación, visión de cadena de valor, más empresarios vinculados al desarrollo de industrias exportadoras, nuevas generaciones de emprendedores diseñando software, equipos de cosecha y nuevas estrategias de comercialización por internet. En la medida en que vinculemos todas estas cosas con el conocimiento de los agricultores tradicionales, lograremos un agro más productivo, respetuoso del medio ambiente, los animales, los operarios del campo y los consumidores. No más discusiones vanas sobre el modelo de grandes o pequeños productores, estamos en la era de la sostenibilidad donde todos los actores son importantes y se necesitan para construir un nuevo agro. 

 ¡Lideremos el cambio!