Analistas

Recursos para asegurar paz

Todos los colombianos coincidimos en que nuestra prioridad es la Paz y los Derechos Humanos, pero para nadie es claro de dónde vamos a sacar los recursos para asegurar lo básico para asegurar la paz que son: el control territorial, el acceso a la justicia, la productividad de la tierra, la educación pertinente, la equidad de género y los nuevos liderazgos. 

No es cierto que desmontando parte del ejército vamos a tener muchos recursos pues es claro que más que nunca necesitamos unas fuerzas militares que ayuden a retomar la soberanía nacional en zonas de frontera con los vecinos, pues en esos límites de nuestra geografía es donde hoy son lugares de siembra de cultivos ilícitos y obviamente deforestación, laboratorios de droga, pero también vemos presencia de algunos países que vecinos que poco a poco vienen haciendo presencia y “corriendo la cerca” física y social con el pretexto que Colombia es una amenaza o que no tiene presencia en educación o salud; no es raro ver como nuestros niños en la amazonía estudian en escuelas del Brasil o saber que la droga esta saliendo por Venezuela o la presencia de pesqueros de Ecuador, Perú y Nicaragua en mar territorial colombiano o el ver en los noticieros el corredor ilícito de extranjeros rumbo a otros países por el Darién. En conclusión pareciera que nuestra soberanía y fuerzas militares necesitan más y no menos recursos de todo tipo.

También es claro que el control territorial viene de la capacidad de violencia de estos grupos pero también de la administración de justicia lo que supone también un aparato muy efectivo, local y protegido de acceso fácil a la justicia y eso se traduce en jueces preparados, transparentes, bien remunerados y muy bien protegidos y acompañados por una policía totalmente distinta y ojala con muchas mujeres que tienen más capacidad de entender lo que es justo, percibir situaciones y Cuidar la vida en toda la extensión de los Derechos Humanos y la vida Digna. En conclusión aquí se necesita más recursos y no menos pues si no hay accesos a la justicia se perderá el esfuerzo.  

Sobre el acceso a la tierra es un esfuerzo insostenible si no se asegura la compra de la producción, como bien lo saben los cafeteros, los palmeros, los cañeros, los ganaderos. Estos proyectos asociados a la tierra también deben asegurar mejoramiento en la calidad de vida y liderazgos distintos. Esto también se hace con recursos y con la colaboración de la empresa privada, de lo contrario será otra reforma agraria fallida.

En este escenario nunca será suficiente el esfuerzo de las pocas personas naturales y jurídicas que presentan su declaración de renta. Hoy más que nunca debemos reconocer la importancia de nuestra industria petrolera y minero-energética y recordar los ingentes recursos que le ha dado al país y a las regiones vía impuestos, regalías, inversión social, contratación  y trabajo digno. 

Para complementar esta propuesta de incentivar las industrias de minería, electricidad y petróleo debemos pensar que la mejor y primera opción debe ser la Probidad y la Transparencia en la gestión de los funcionarios públicos, esta iniciativa significaría contar con recursos hoy en corrupción, uso errado de recursos e inconciencia de costos. Esta iniciativa también estaría acompañada por empresarios y ONGs como Transparencia por Colombia.