.
Analistas 12/09/2021

Escasez de chow mein

Ramiro Santa
Presidente Sklc Group

Pareciera que las coyunturas mundiales siempre llegan tarde a los países suramericanos con sus análisis, experiencias buenas, fracasos en algunas decisiones… En fin, con lecciones importantes por aprender. Ante esto los mercados se ajustan y las instituciones y empresas que sobreviven son las que encuentran oportunidades para crecer y las que se transforman para aprovechar los nuevos vientos.

Por su parte los gobiernos de estas latitudes ante coyuntura mundiales terminan tomando decisiones como regalando a Panamá, declarándole la guerra a Alemania y expropiándoles los a bienes a los extranjeros o haciendo leyes que mejoran las condiciones a productos extranjeros y otras que le hacen perder la competitividad al país en los mercados internacionales o permitiendo la importación de productos que producen nuestros campesinos y empresarios nacionales.

En cuanto al nuevo orden derivado de la pandemia, ya se está sintiendo el golpe de látigo en los países dependientes de los productos baratos de China que han generado ese vinculo vital de necesidad en toda clase de mercadería, activos, insumos y repuestos en muchos países. Recientemente la revista BBC News hizo referencia a un estudio de Global Data Retail. En el mismo se ve cómo hoy en día en los Estados Unidos hay que esperar meses para recibir algunos materiales y partes electrónicas como microchips para fabricación o reparación de procesadores. De igual forma está sucediendo con ropa, calzado, muebles, electrodomésticos y hasta vehículos pues debido a la pandemia el ritmo de producción se frenó .

Los problemas de desabastecimiento e inventarios ha hecho que empresas estén solicitando más insumos de lo acostumbrado, las cifras de Drewry World Conteiner Index evidencian que los fletes de Shanghai a Rotterdam han aumentado hasta en un 596% comparado con 2020 y según el BID los costos desde Shanghai a América del Sur pasaron de US$2.000 a US$7.000. El Salvador tiene problemas de abastecimiento con materiales de construcción como hierro y tubería de PVC, México con autopartes lo que impacta el empleo.

Esta situación debe ser analizada en nuestra realidad. No para hacer más leyes en el Congreso, pero sí para identificar quienes y cómo son los aliados económicos y geopolíticos que aseguren la sostenibilidad y crecimiento del país. La respuesta está en la cantidad de empresarios que iniciaron sus empresas en el auge del cepalismo como Haceb, Icasa, Monark, Sofasa, Colmotores, Croydon y muchas más de ropa, calzado, procesamiento de alimentos y laboratorios. Así mismo en esa época no se importaban alimentos, eran los empresarios del campo, los campesinos, quienes surtían sin tanto empaque los productos frescos.

El costo de oportunidad micro y macroeconómico está lejos de la China: se encuentra ayudando y potenciando lo que podemos hacer acá con quienes están acá, generando empleo, pagando impuestos y ojalá exportando hasta los insumos del Chow Mein y el Chow Fan.