Analistas

Consejos para una presentación efectiva

GUARDAR

Para aquellas personas que quieren obtener excelentes resultados en sus presentaciones, dedico este espacio a darles algunos consejos y recomendaciones para lograr hacer presentaciones efectivas, que lleven a resultados concretos en el mensaje que quieren dar. En varias de las capacitaciones que realizo sobre el tema suelo dividirlo en tres partes: contenido, argumento y estructura; destinatarios y ganchos. 

Antes de iniciar a preparar la presentación es vital empezar por un proceso creativo para lograr encontrar cuál es, en concreto, el mensaje que se quiere trasmitir. Una vez se tenga claro cuál el mensaje se debe tener en cuenta los argumentos que van a sustentarlo. Se debe tener en mente si la presentación tiene como intención: informar, persuadir o vender, ya que la estrategia será diferente para cada una. 

De allí que, si se van a utilizar herramientas como el power point o prezi, es importante no copiar y pegar el documento en word completo en las diapositivas. Muchas personas cometen este error y tienden a leer su contenido, lo cual muestra que no conocen cómo utilizar las herramientas electrónicas. Adicionalmente, deben saber que la gente normalmente no lee, es decir, que si se va a utilizar el power point debe ser para captar la atención de aquellas personas que son visuales y no para perderlas entre letras o números. 

La estructura de la presentación debe tener tres partes: primero una introducción, con los puntos concretos que serán expuestos; segundo, el contenido en el que se vaya mostrando paso a paso en qué punto se va, por medio de títulos, de esta forma los destinatarios de la presentación no se pierden en los argumentos y, finalmente, debe haber una dispositiva final o de conclusión en la que se resuman los puntos más importantes expuestos, que deben corresponder con los puntos señalados en la introducción. 

De esta forma, las personas que sólo ponen atención al principio y al final pueden comprender y entender el mensaje a cabalidad. 

Es vital tener en cuenta que existen varios tipos de destinatarios o público, y ello siempre debe ser tenido en cuenta. Hay destinatarios visuales, los hay auditivos y kinestétivos o táctiles, razón por la cual la utilización de colores e imágenes. 

La utilización de colores en la presentación puede ayudar, el color rojo significa atención, fuerza; el azul: verdad, morado elegante; naranja: creatividad, innovación, ánimo; verde: esperanza.

Se debe entender también qué es lo que se quiere que el público haga una vez finalice la presentación: entienda, aprenda o actué. 

Finalmente, se recomienda pueden ser útiles algunos ganchos: primero, la utilización de la palabra “ahora” ayuda a los asistentes a centrar su atención en el mensaje que se quiere dar en el instante; segundo, la voz y el tono de voz ayudan a la comprensión del mensaje, por ello se debe tratar de ir modulando las tonalidades para no dormir al auditorio; tercero, la postura que usted tenga al momento de exponer es vital, pues de ella depende que los demás perciban su seguridad al exponer, es decir, no cogerse el pelo o cuello, rascarse la nariz, no estar encorvado, mostrar la espalda, o mirar al piso. Quinto, a su vez se debe conocer la formalidad de la presentación ya que ella llevará a que perciban que usted estaba preparado, saber si es casual o formal, (a manera de anécdota: alguna vez conocí a un señor que debía dictar una charla en Cartagena y llegó en pantaloneta por el calor y …. la charla era dentro de un hotel…); y finalmente, la hora del día, hacer presentaciones después de la hora del almuerzo no es recomendable, pero si debe hacerlo se debe intentar hacerlo mediante dinámicas para que su auditorio no se duerma. 

Al final de cuentas lo más importante es la práctica, ya que ésta es la que hace al maestro, y como consejo personal, si su presentación genera una experiencia habrá logrado que sea efectiva.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés