Analistas

Pensamiento económico mágico

La mayoría de los comentarios son versiones condensadas de textos más largos.Otra vez nos dicen que 5.5 por ciento de desempleo es cierto tipo de meta alcanzable. Esto es un pensamiento mágico.- Sin nombre, Illinois

No tengo idea de qué habla Steve Pearlstein. ¿Cómo se supone   que   se  puede  "recortar e invertir"  al   mismo  tiempo? ¿En dónde se debería recortar y  en  dónde  invertir – y de dónde  vendría   el   dinero para   hacer esto último?   Si contratar    maestros no es una inversión,  ¿entonces  qué lo es?  Toda su columna fue puro sentimentalismo.

– M.G., Utah
 
Todos los debates se han politizado mucho en Estados Unidos. Ahora la investigación económica simplemente se usa para apuntalar a un partido en particular y los programas que apoya.
El Sr. Pearlstein es parte de esta dinámica. Si eres demócrata interpretas los números de una forma; si eres republicano los interpretas de otra.
No obstante, los números carecen de importancia para la gente que necesita empleos decentes para mantener a sus familias.
Lo que importa son los empleos.
– Perry J. Greenbaum, Canadá
 
Sr. Krugman, usted es como el tipo que todos los días toca lo mismo con su trompeta en los pasillosdel metro. Después de cierto tiempo la gente simplemente sigue de largo sin ponerle atención.
– Al Swann, Connecticut
 
La clave para mejorar la economía estadounidense es fomentar que las corporaciones nacionales y extranjeras aumenten la capacidad manufacturera en Estados Unidos ofreciendo incentivos fiscales a inversiones en capital.
Esto fomentaría que las firmas estadounidenses que han amasado montones de dinero en el extranjero gasten más en su país.
– Adam Smith, Nueva York
 
Bien Sr. Krugman. Pero, ¿qué haría si la economía deja de mejorar?
¿Cómo la apoyaría más sin arriesgar un colapso del mercado de dólares o bonos del Tesoro a consecuencia de una pérdida de confianza en la moneda o en la solvencia de la nación?
– Andrew Jarmolkiewicz, Bahamas
 
Estados Unidos todavía tiene que caer mucho antes de alcanzar el estatus de verdadera república bananera y Estado-policíaco. Después de todo, todavía hay algunas naciones cuyas economías exhiben mayor desigualdad y menos apoyo social, y no tienen gente manifestándose en las calles. Por otra parte, ciertamente parecemos estar yendo en esa dirección.
– Jeff Anderson-Lee, California