Analistas

Macro vs. Micro

La ciencia económica más o menos se divide en dos ramas generales: microeconomía y macroeconomía. Las repercusiones de la crisis financiera global han generado una reexaminación de las prescripciones de política basadas en estudios en estos campos.

La microeconomía generalmente se enfoca en el comportamiento de las familias y las empresas. Mide el impacto económico de fenómenos de relativamente poca escala como la inmigración. La macroeconomía se enfoca en el desempeño global de las economías y en cuestiones como deuda soberana, PIB y desempleo.

Los modelos macroeconómicos apuntalan muchas de las decisiones actuales de política fiscal y monetaria, como el manejo del euro por el BCE. Consecuentemente, algunos comentaristas y economistas han sugerido que la crisis de deuda ha expuesto serias fallas en la teoría macroeconómica.

"Aunque los macroeconomistas insistirán en que se conocen hechos científicos, no parecen coincidir en cuáles son", comentó en su blog el 20 de junio Diane Coyle, microeconomista y autora británica. La Sra. Coyle sostuvo que "es difícil creer en la existencia de un consenso significativo sobre verdades empíricas en la política macro cuando la discusión entre los macroeconomistas es tan escandalosa".

El economista británico Jonathan Portes contraatacó en su propio blog el 25 de junio diciendo que prominentes macroeconomistas de hecho coinciden en los mecanismos "por los que la política fiscal afecta la demanda" y afirmó que "la discusión legítima es sobre la magnitud de los impactos y el grado de los trueques".

Continuó: "Desafortunadamente, el hecho de que coincidimos en la teoría y la evidencia no significa que podamos convencer al público".