Analistas

El euro estaba condenado desde el principio

La mayoría de los comentarios son versiones condensadas de textos más largos.

 

Lo que usted está proponiendo es absolutamente impensable. No porque su análisis esté equivocado sino porque la gente no confía la una en la otra, y la desconfianza es la causa detrás de las exigencias de austeridad. Formar confianza podría llevar a una solución para la crisis en Europa. El problema es que la confianza tarda mucho en crecer.
 
Como dice un refrán holandés: “La confianza llega a pie, pero se va a caballo”.
 
– Dirk-Jan Weijers, Holanda
 
Para empezar, el euro fue una mala idea. Que la austeridad sea ahora la receta de política dominante significa que el final del euro llegará más pronto de lo pensado.
 
– S. I., Canadá
 
¿Cuándo será el día en que ustedes, los respetados economistas, admitan clara y fuertemente que la unión monetaria europea debería desintegrarse? ¿Cuándo dirán abiertamente que, puesto que la unión no está funcionando, volver a las monedas nacionales es la solución más razonable? ¿Cuándo dirán que aunque desmantelar el euro será doloroso, no excederá el dolor que ya hemos soportado?
 
– Andy, Italia
 
Kalamata es una ciudad hermosa – la veo como la Niza de Grecia. Me dicen que en la década de 1960 el puerto siempre estaba lleno de barcos de todo el mundo que recogían cargamentos de higos, aceitunas y aceite de oliva.
 
Ahora el puerto está casi vacío – los barcos se van a Turquía. La única fábrica que conozco en Kalamata produce cigarros. Las higueras ya ni siquiera existen. Se siguen cosechando aceitunas, pero el principal productor de aceite de oliva del área es un expatriado austriaco. Entonces, ¿qué pasó?
 
¿La cada vez más grande burocracia de Grecia tal vez absorbió demasiada mano de obra? El problema con tener una enorme burocracia es que todos los burócratas necesitan algo que hacer, y en Grecia lo que hacen es molestar a la población con muchas reglas. Interacciones que tardarían minutos en Norteamérica y que como mucho involucrarían sólo a un burócrata tardan horas en Grecia, y hacer algo requiere que una persona vaya y venga entre media docena de funcionarios públicos.
 
He preguntado a los griegos por qué toleran esto, y una respuesta común es que todos esperaban acceder a uno de estos cargos, o que algún familiar lo hiciera.
 
– Bill M., Canadá
 
 
Sr. Krugman, aunque generalmente coincido con sus recomendaciones de política, ciertamente no coincido con su visión respecto a la situación previa a la crisis. Ciertos países de la periferia de la eurozona pudieron haber experimentado una reducción importante de productividad debido al auge alimentado por el influjo de capital, pero eso ciertamente no aplica a un país como Italia.
 
Presentar a los países periféricos como víctimas del malvado euro es simplemente engañoso. Estos países disfrutaron de años de bajo costo de endeudamiento, pero una falta total de reforma estructural llevó una pérdida devastadora de competitividad.
 
Y aunque la opción de la devaluación desapareció al principio de esta aventura del euro, Italia y compañía felizmente ignoraron ese hecho. El dinero era barato, y la fiesta continuó.
 
Después llegó la realidad.
 
– Andrea, Gran Bretaña
 
Se ha formado un nuevo partido político de élite con la meta de sacar a la Alemania de la eurozona. Aunque el nuevo partido no ganará la mayoría en el Parlamento, agitará un poco las cosas.
 
– B., Alemania