Analistas

El alivio por China y Grecia dispara los mercados

GUARDAR

Las bolsas internacionales y sobre todo las bolsas europeas han tenido muchas turbulencias en las últimas semanas. Las mayores preocupaciones han sido relacionadas con Grecia y China. Nosotros pensamos que ninguno de estos dos focos temáticos son una amenaza para la estabilidad financiera global. Sin embargo, es evidente que los titulares negativos tienen un impacto sobre la confianza de los inversionistas. Todavía hay bastantes incertidumbres que pueden causar más volatilidad, pero seguimos pensando que la reciente corrección ofrece una  buena oportunidad para comprar acciones. 

Líderes de la Eurozona alcanzan acuerdo sobre Grecia

Parece que lo imposible es finalmente posible en el drama griego. Hace una semana, después del voto griego en contra de las medidas de austeridad, había poca esperanza de alcanzar un acuerdo. Pero después de una semana de largas negociaciones se ve como un acuerdo final está en proceso de elaboración. Los líderes de la eurozona lograron un acuerdo sobre el futuro de Grecia que es una señal muy alentadora. El acuerdo incluye un nuevo paquete de rescate entre €82.000 y €86.000  millones para cubrir las necesidades de financiación de Grecia por los próximos 3 años, y unos €10.000 – €25.000 millones para recapitalizar los bancos griegos. En cambio, el paquete exige reformas inmediatas y “mucho más duras”, en palabras de un alto funcionario. Parece que Alexis Tsipras acepta reformas todavía más exigentes que las que rechazaron los griegos en el referéndum, algo que no era por esperar. El parlamente griego tiene que aprobar algunas reformas inmediatamente y el acuerdo tiene que pasar por aprobación por algunos parlamentos europeos, sobre todo el parlamento alemán. Ahora más que nunca estamos conscientes de que nada es imposible, pero parece probable que haya suficiente buena voluntad política como para que el paquete sea aprobado en los diferentes parlamentos. 

Las acciones chinas rebotan

La segunda preocupación de los inversionistas en las últimas semanas ha sido China. Los índices principales en Shanghái y Shenzhen corrigieron más de 30% entre el 12 de junio y el 8 de julio. Esta caída no solo asustó a los inversionistas, sino también al gobierno chino, que intervino el mercado a gran escala. La lista de las medidas es larga. Entre las más relevantes está la congelación de las ofertas públicas, limitaciones sobre las ventas en corto, prohibición de venta de los principales accionistas y directivos de grandes empresas, una relajación de los requisitos que regulan la concesión de préstamos para la compra de acciones y una provisión de financiación pública a brokers. En los últimos días, estas medidas comienzan a tener éxito. El índice de Shanghái, por ejemplo, rebotó más de 13% en los últimos 3 días. No pensamos que la caída de la bolsa China tenga un impacto real sobre la economía global, pero el mercado sí tiene un impacto sobre la confianza de los inversionistas. Y gracias a la intervención de las autoridades, parece que lo peor queda atrás, al menos por ahora. 

No es tarde para comprar acciones europeas

En los últimos días, mercados de renta variable ya han rebotado. Sin embargo, todavía estamos lejos de los niveles más altos, sobre todo en Europa. Siempre pensamos que la crisis en Grecia no va a poner en peligro la recuperación de la economía europea y no va a terminar el mercado alcista. Vemos buen potencial para las acciones europeas para los próximos meses, pero también esperamos más volatilidad. Por lo tanto, hay que seguir comprando con paciencia y prudencia, sin salir del perfil de riesgo adecuado. 
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés