Analistas

La nueva cara de la movilidad

GUARDAR

La economía de la innovación está transformando el mundo. Las nuevas tecnologías que promueven la flexibilidad y la creación compartida de valor están creando oportunidades de trabajo, reduciendo costos y creando maneras más simples de hacer las cosas. Uber Technologies está ayudando a resolver problemas de movilidad urbana en las ciudades más grandes del mundo, haciendo que haya transporte disponible para todos en cualquier lugar y momento, con solo tocar un botón. Precisamente por eso nos han recibido con los brazos abiertos decenas de miles de conductores y millones de pasajeros en más de 200 ciudades en las que operamos actualmente.

La innovación es, por definición, nueva, diferente e inesperada y muchas de las leyes y regulaciones actuales, tanto en Colombia como en todo el mundo, fueron escritas antes de la era de los smartphones, del internet e incluso de los computadores. Por ello, no resulta sorprendente que las economías tradicionales, que dependen de reglas que datan de tiempo atrás, se tarden en cambiar. Generalmente la tecnología avanza más rápido que la regulación y por ello la mayoría de integrantes del gobierno colombiano reconocen que estamos en medio de una dinámica era digital que está transformando la manera en que se hacen negocios, en que los ciudadanos satisfacen sus necesidades y se relacionan con su entorno. Por ello están listos para discutir regulaciones modernas, que promueven la tecnología y el impacto positivo que la innovación tiene en las vidas de los ciudadanos.

La confusión y falta de entendimiento en torno a Uber tampoco es una sorpresa, pues los servicios innovadores no son fáciles de clasificar en las categorías tradicionales. No somos una compañía de taxis ni de transporte. Uber no es propietario de ningún vehículo ni empleador de ningún conductor. De hecho, Uber es una tecnología que conecta a dos públicos que ya existían: conductores que buscan clientes y pasajeros que buscan una opción de buena calidad, rápida y segura.

Como otras compañías en la economía de la innovación, Uber está revolucionando a los mercados tradicionales, que no siempre responden a todas las necesidades y a las expectativas del público. Uber, junto con otras compañías similares han tenido gran acogida, porque facilitan servicios que los ciudadanos quieren y necesitan lo que crea una mejor oportunidad económica a los conductores.

Uber es exitoso porque ha resuelto problemas de movilidad para miles de usuarios en Colombia. Naturalmente, las compañías que dependen de los viejos modelos de negocios y de los monopolios regulados se oponen a las nuevas tecnologías. Es natural que defiendan su modelo. Sin embargo, en ciudades de todo el mundo millones de ciudadanos comunes, que se benefician de las opciones que la tecnología ofrece, nos han manifestado su apoyo.

En ciudades como Londres, San Francisco y Nueva York, por mencionar algunas, ha comenzado una revolución global de movilidad. En California, hemos empezado a probar un servicio que permite que personas con localizaciones de partida y llegada similares compartan un viaje, lo que resulta en sacar aún más autos de las calles y hacer ciudades más sostenibles y amables.

Algunos colombianos bromean con frecuencia acerca del tráfico, la inseguridad y de lo difícil que es funcionar en ciudades tan grandes como la nuestra. Así son las cosas siempre ¿Pero quién está de verdad satisfecho con el status quo? En este momento las tecnologías nuevas están empujando al mundo hacia el Siglo XXI. Tienen el potencial de hacer que las cosas sean más fáciles y seguras para todos.  Es claro que los colombianos no quieren quedarse atrás.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés