Analistas

Hablan los Yankees

GUARDAR

La cotización de los Yankees demuestra que inversionistas toman seriamente el riesgo de Gustavo Petro.

Como en el caso de las elecciones del Perú de 2011, en que el candidato de izquierda Ollanta Humala accedió a la presidencia de su país, los mercados financieros de instrumentos colombianos reflejan parcialmente, en los precios de las acciones y los bonos, el riesgo de que, tal como lo anuncian las últimas encuestas, suba al poder un candidato populista o impredecible.

A pesar de que la tasa de cambio del dólar ha sido volátil en 2018 se ha mantenido por debajo de $2.984 de principio de año, circunstancia que demuestra que los agentes del mercado no han buscado masivamente, por ahora, refugio para sus inversiones fuera del país.

Hay que considerar, sin embargo, que el flujo no declarado de dólares del exterior, como consecuencia de las utilidades generadas por el negocio del narcotráfico y la no despreciable minería ilegal, puede estar supliendo la demanda de dólares de los ciudadanos del común que buscan diversificar su riesgo, sin que esto se refleje en la tasa de cambio oficial.

No obstante la estabilidad de la tasa de cambio, las tasas implícitas de retorno de los bonos Yankee colombianos (los bonos de la nación denominados en dólares) han subido en los últimos diez días alrededor de cuarenta puntos básicos, reflejando una pérdida de confianza en el país de los inversionistas internacionales que en ellos invierten.

Este nivel de tasas no se veía en el país desde marzo de 2017 y, la velocidad con que aumentaron los retornos en tan corto plazo es preocupante.

Las expectativas de caída de los precios de los Yankees de los inversionistas internacionales han debido verse mitigadas por la reciente caída de los índices bursátiles de alrededor del mundo, que debería haber vuelto más atractivos los papeles de renta fija.

La evidencia demuestra que el incremento de retornos implícitos de los bonos va en contravía de esta tendencia, haciendo que no haya otro factor aparente, además de la pérdida de confianza de los inversionistas en el futuro de Colombia, que explique la caída de la cotización de los Yankees.

Si bien la campaña del candidato Petro, que lidera las encuestas, ha afirmado en respuesta a las inquietudes de los periodistas que “los mercados no están respaldando las mentiras de la extrema derecha, publicadas en las redes sociales, sobre sus supuestas políticas de expropiación de tierras o manejo inapropiado de las finanzas públicas”, la cotización de los Yankees demuestra que los inversionistas toman seriamente, no solo el riesgo de que Gustavo Petro suba a la presidencia, sino también el de que implemente políticas populistas que destruyen valor.

Aquellos que insistimos en la necesidad de elegir un presidente que respete la ley y las instituciones debemos asegurarnos, para que las dudas de los inversionistas internacionales no se capitalicen, que el colombiano del común entienda que las propuestas populistas de candidatos como Petro, lejos de disminuir los beneficios de la clase privilegiada, terminan hundiendo a los menos privilegiados en más pobreza.

Criticar las posturas de los candidatos populistas, sin hacer énfasis en este aspecto, puede llevar a que la gran masa de electores asuma erróneamente que están votando por un candidato que representa los intereses de los menos favorecidos, cuando lo que realmente hacen, como pasó en Argentina, Venezuela o Nicaragua, es sentenciar su futuro.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés