.
Analistas 12/10/2021

Diálogo sobre lo global

Luis Fernando Vargas-Alzate
Profesor asociado de la Universidad Eafit

Luego de dos años del último encuentro en la ciudad de Barranquilla (Universidad del Norte), y todavía en medio del impactante fenómeno de la pandemia, la Red Colombiana de Relaciones Internacionales, RedIntercol, con el apoyo y acertada coordinación de la Universidad Externado de Colombia, abrió nuevamente la posibilidad del diálogo entre internacionalistas, politólogos y profesionales de áreas afines interesados en lo internacional, con resultados claramente positivos.

Con el propósito central de estrechar el diálogo entre los profesores, académicos e investigadores del país que se interesan por lo global, en todas sus dimensiones, RedIntercol hizo su llamado desde el año pasado, para que se presentara la mayor cantidad de trabajos posible, en relación con líneas temáticas vinculadas a las reflexiones teóricas y epistémicas desde el Sur Global (sobre Relaciones Internacionales), la política exterior, las agendas de inserción internacional; temas como migración, salud, seguridad, medio ambiente y economía política internacional. Así, la convocatoria tuvo tal éxito que, incluso, desbordó las fronteras del país de manera inusitada.

Varias cosas hay para rescatar del ejercicio realizado y que resulta de importancia, tanto para quienes participaron directamente, como para aquellos que aún hacen oídos sordos a estas discusiones y que debieran darse la oportunidad de escuchar, aunque fuese a manera de inventario. Lo primero para destacar gira precisamente en el alcance. Tomando ventaja de un modelo híbrido en el que se pudo actuar, tanto en el sitio físico (la Universidad Externado) como en conexión remota desde cualquier lugar del mundo, por primera vez se contó con una nutrida participación de ponentes internacionales.

En segundo lugar, y conectado con lo anterior, no obstante ser la primera vez en la que esta conferencia de internacionalistas se realiza bajo la citada modalidad, es casi un hecho que a partir de esta versión seguirá trabajándose de esta manera, pues se demostró que funciona a la perfección y que facilita la interacción entre investigadores, tanto del Sur Global, como de todas las regiones en las que se investiga sobre relaciones internacionales y asuntos globales. Al lograr ese aumento de participantes sin importar su origen o ubicación, se facilita que personas localizadas en sitios remotos participen activamente, haciendo parte de las discusiones propuestas en tiempo real.

En tercer lugar, y es quizá lo más valioso de todo el ejercicio, la calidad de las investigaciones y las ponencias presentadas fue, en general, de una altura académica sorprendente. Máxime, al notar que la gran mayoría se ha volcado a trabajar para dar respuestas oportunas, viables y reales a problemas contemporáneos de diferente alcance. Tal como se relacionó previamente, los temas de la agenda brindaron amplias posibilidades y ello permitió encontrar resultados de investigación que abren la ruta a posibles soluciones para muchas de las dificultades que el país tiene en materia de inserción global. Desde lo ateniente a la política exterior e internacional de Colombia, pasando por la construcción de políticas relativas al ambiente, la cooperación internacional, seguridad, y posconflicto, hasta la manera cómo debe enfrentarse la integración regional y la economía política internacional en los contextos globales en los que hay intereses nacionales, fue discutido en las mesas de trabajo.

Finalmente, relativo con lo sustantivo de esta conferencia académica está el contenido de todas esas investigaciones; muchas de ellas consecuencia directa de tesis doctorales. Si tanto actores oficiales como sociales prestaran atención a lo que allí se habló, y dejaran de creer el mito de que los académicos viven en un “mundo o sector irreal”, seguramente se encontrarían con respuestas útiles para salirle al paso a tanto problema estructural que impide avanzar hacia el desarrollo.