Día de la Independencia

GUARDAR

Un nuevo cuatro de julio quedó en el pasado y, como de costumbre, algo relativo a la conmemoración de independencia se hizo en Estados Unidos. Esta vez en Washington. Pero también como se ha vuelto rutina, al presidente Trump se le iría a criticar por cualquier cosa que hiciera o dijera. Es algo que en gran parte del planeta se hace ya de manera irreflexiva. Posterior a la celebración del día de la independencia se le ha cuestionado por lo que fueron los actos militares, el contenido de su discurso (que realmente debió evitar) y lo relativo con la organización del evento, entre muchas otras cosas. Lo cierto es que dijera lo que dijera y actuara como actuara, igual, se le iba a cuestionar.
Así como se equivocó al citar alguna fecha o precisar algún tema relativo con el proceso independentista, igual se le iba a señalar por cualquier cosa que expresara, pues las redes sociales y los medios de comunicación en general han estado al servicio de ese ejercicio, cada vez más carente de rigurosidad. No obstante esa tradición tan arraigada en la opinión pública contemporánea, algunos aspectos sobre el evento de la semana anterior lucen interesantes, antes de proseguir con la reiterada descalificación del magnate y débil político.
Previo al análisis de esos aspectos es válido aclarar que la celebración del Independence Day en Estados Unidos tiene un problema similar al que se evidencia en Colombia y que por más que pasa el tiempo no se supera. El 4 de julio de 1776 es solo el día en que se firmó la Declaración de Independencia (documento que, según muchos historiadores, realmente fue firmado el 2 de julio), mientras que esta se hizo formal entre el 3 de septiembre de 1783 y 9 de abril de 1784. Así mismo, en Colombia se celebra el 20 de julio, día en que no pasó nada diferente a rebelarse ante el poder español, mientras el 7 de agosto en ocasiones pierde importancia para muchos, siendo el día de la real independencia.
El primero de los aspectos a considerar, y quizá el más importante, fue notar que el presidente Trump no abusó de su posición para hacer campaña explícita en su carrera por la reelección. De hecho, al anunciar la realización de un discurso presidencial, muchísimas personas esperaban un acto en su favor, pero a todos dejó a la expectativa de la supuesta disertación politizada. En lugar de ello, y eso podría ser estrategia de campaña, se orientó más por el tema del patriotismo y, aunque su discurso contuvo errores de precisión histórica, llamó la atención por el componente nacionalista y reivindicador de los momentos más memorables de la gesta independentista.
Otro aspecto a considerar se relaciona con el énfasis hecho a la historia de las fuerzas militares del país, que supo complementar con sobrevuelos de las más sofisticadas aeronaves y del mismísimo avión presidencial. Con ello exaltó la tradición militar del país y rememoró el valor de sus miembros a lo largo de la historia. Dedicó emotivas palabras a cada una de las fuerzas involucradas en el esquema militar del país, cerrando cada discurso con una demostración de su poderío. Sin embargo, los demócratas no tardaron en cuestionarlo y señalar que todo esto era un bochornoso acto de campaña que poco bien le hacía a la tradicional festividad.
Finalmente, las palabras contenidas en el discurso de Trump (ejercicio inusual para un presidente en el día de la independencia) estuvieron cargadas de frases conmovedoras que no hicieron más que resaltar los grandes logros alcanzados, no solo por los militares, sino además por diferentes sectores de la sociedad estadounidense, en los más de 240 años de historia del país. Para demócratas y contradictores esto fue malversación de fondos, campaña política y aprovechamiento desmedido de un evento apolítico. Para los demás, un evento emotivo de remembranza sobre las bases en las cuales se ha constituido uno de los países más importantes del mundo. Juzguen ustedes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés