Analistas 07/05/2020

Las compras el Día de la Madre

El Día de la Madre suele ser una de las fechas más comerciales en Colombia. No obstante, la situación actual ha generado dudas en asociaciones como Fenalco y Andi sobre los posibles efectos que la coyuntura pueda tener en la economía de los hogares colombianos y, por lo tanto, en la celebración de esta fecha.

Sin embargo, no hay duda de que han surgido grandes oportunidades para las empresas que han reinventado su modelo de negocio al apostarle al comercio electrónico y afrontar el reto de tener un mercado totalmente online. Prueba de ello son las cifras de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, que reporta un crecimiento en cuatro sectores durante este período de confinamiento: deportes (86,5%), comercio minorista - o retail - (52,9%), salud (38,2%) y tecnología (26,9%).

A esto se unen otros análisis como el informe Top 5 Challenges for Ecommerce Leaders, sobre los principales desafíos para el comercio electrónico, el cual confirma que el comercio en línea juega un papel fundamental en la determinación de la próxima compra de un cliente, su inclinación a visitar tiendas y fidelización con una marca. El documento también proyecta que esta industria tendrá un crecimiento de dos dígitos en los próximos años, lo cual representa 17% de las ventas minoristas para 2022.

Impulsado por las actuales circunstancias, el mundo del retail ha acelerado su transformación digital con más y mejores soluciones tecnológicas para entender los intereses, gustos y necesidades de sus compradores. Es ahora cuando estos minoristas tienen una oportunidad única de capitalizar los datos para guiar a sus clientes, pues se calcula que 73% de los consumidores espera un nivel de personalización en todas las formas de interacción.

Por eso, para orientarlos a encontrar el regalo ideal para sus madres o esposas, es fundamental aprovechar los datos que permitan proporcionar recomendaciones altamente individualizadas acerca del cuándo y el dónde el consumidor está listo para comprar.

Como lo aseguran los analistas, los datos son un ingrediente fundamental para el éxito y, por lo tanto, las marcas deben pensar primero en los datos. Sin una base de datos sólida, simplemente no es posible ofrecer una experiencia relevante, oportuna y consistente. Los consumidores confían, a propósito de la coyuntura, en que las marcas los apoyen y los orienten para celebrar -aún en la distancia- un momento tan importante como lo es el Día de la Madre.

Por eso, otro asunto clave en medio de las circustancias es garantizar la entrega efectiva de los productos y poder mantener la lealtad de los usuarios. Para este escenario, se conocen aplicaciones como el ERP (basado en la nube) y su soporte con tecnologías emergentes (inteligencia artificial, aprendizaje de máquina, internet de las cosas y blockchain) que aseguran que los compradores reciben lo que compran, contando con todas las garantías de seguridad y, sobre todo, después de haber tenido una grata experiencia en la nube.

Todo esto es indispensable para reunir nuevos conocimientos que generen innovación en todo el recorrido que efectúa el comprador, presenten alternativas que incrementen la capacidad de compra, y la creación de nuevos puntos de contacto, al tiempo que contribuyen a que el consumidor tome mejores decisiones de compra.