Analistas

Responsabilidad directiva

Muchas personas piensan que ser miembro de una Junta Directiva es un título honorífico, un símbolo de prestigio que sirve para darle peso a la hoja de vida. Es mucho más que eso. Al ser la Junta Directiva el órgano de gobierno encargado de dar todas las indicaciones para que se cumpla el objeto social consignado en los estatutos, el desempeño de toda la organización depende en gran medida de la idoneidad de sus miembros a nivel personal y profesional. 

Los administradores de una organización no son solamente aquellos que han sido contratados para desempeñar un cargo “administrativo”. El Artículo 22 de la Ley 222 de 1995 determina que también son Administradores el Representante Legal y los miembros de la Junta Directiva, y el Artículo 23 indica explícitamente las funciones de los Administradores: realizar todos los esfuerzos conducentes al adecuado desarrollo del objeto social, velar por el cumplimiento de las normas legales o estatutarias, permitir que la Revisoría Fiscal desempeñe sus funciones, proteger la reserva comercial e industrial de la entidad, no utilizar indebidamente información privilegiada, tratar equitativamente a todos los socios y evitar participar en actividades en las que existan conflictos de interés. 

Al analizar los escándalos empresariales que ha habido a lo largo de la historia, todos tienen en común que los Administradores no cumplieron una o varias de sus funciones o no pusieron los medios ni implementaron los mecanismos para que éstas se cumplieran. ¿Cuántas organizaciones se quebraron por dedicarse a hacer otro tipo de actividades, sin el consentimiento de sus socios, que no estaban relacionadas con su objeto social? ¿Cuántos casos ha habido de manejo indebido de información privilegiada y de directivos que buscaron primero su beneficio personal y no el de la organización para la que trabajaban? ¿Siempre se han respetado los derechos de los accionistas minoritarios? ¿La información entregada a los auditores era real y confiable porque provenía de una empresa con buena calificación según las agencias? ¿Será que la apropiación indebida de secretos industriales es la que ha generado tantas demandas por plagio o violación de patentes?

El Artículo 24 de la misma ley habla sobre la responsabilidad de los Administradores: “Los Administradores responderán solidaria e ilimitadamente por los perjuicios que por dolo o culpa ocasionen a la entidad, a los socios o a terceros. En los casos de incumplimiento o extralimitación de sus funciones, violación de la ley o de los estatutos, se presumirá la culpa del Administrador”. 

Ser miembro de una Junta Directiva es una de las responsabilidades más importantes que hay en una organización. Antes de aceptar una invitación a participar en una Junta, hay que conocer muy bien la situación de la empresa, las funciones que se deben desempeñar y, sobre todo, saber si se cuenta con las capacidades personales y profesionales requeridas para desempeñar correctamente este cargo.