Carta al Niño Dios

GUARDAR

Querido Niño Dios: aunque por estas fechas debes estar recibiendo cartas de todo el mundo, también quiero aprovechar la oportunidad para mandarte la mía, pues una ayudita tuya no le caería mal al movimiento emprendedor colombiano y, de paso, a buena parte de la economía del país, tan agobiada y doliente. Después de leer los datos para Colombia del último reporte del Global Entrepreneurship Monitor, hice una pequeña lista de regalos que te pido a continuación.

En primer lugar, quisiera que más emprendedores se lanzaran a materializar sus ideas de negocio. Así Colombia esté ubicada entre los primeros 10 países del mundo con uno de los índices más altos de espíritu emprendedor, donde 52,4% de las personas que participaron en el estudio perciben oportunidades de negocio en su entorno, 68,5% cree tener las capacidades para emprender y 52,5% tiene intenciones de crear su startup en los próximos tres años, muchas veces las ideas se quedan en el papel por no contar con el capital necesario, por el miedo al fracaso o sencillamente por falta de iniciativa y convicción personales.

También me gustaría que todos los emprendedores tuvieran éxito con sus proyectos. Teniendo en cuenta que la principal razón para no continuar con una startup es la baja rentabilidad que le genera al emprendedor -a lo mejor porque sus expectativas son muy altas como consecuencia del enamoramiento de su idea de negocio-, es clave hacer un buen análisis de sensibilidad frente a diferentes escenarios para intentar conocer todos aquellos factores que afectarían la rentabilidad y definir posibles planes de acción para mitigar su impacto, sabiendo que tampoco se puede predecir todo antes de lanzarse.

Por otro lado, quisiera que a los emprendedores se les ocurrieran muchas ideas ingeniosas que ayudaran a resolver los problemas de la sociedad de una manera innovadora, disruptiva y exponencial, gracias a los avances tecnológicos que han permitido democratizar el conocimiento. En este campo todavía queda mucho por hacer, pues solamente 14,9% de las startups colombianas están innovando, es decir, que los productos o servicios que ofertan son nuevos en el mercado y que hasta el momento tienen poca o ninguna competencia.

También te pido que los emprendedores generen muchos puestos de trabajo formal, digno y bien remunerado, para que las familias de los empleados aumenten su nivel de vida y la sociedad crezca en su conjunto. Una buena noticia es que dentro de los próximos cinco años, 42,5% de los emprendedores colombianos espera generar entre uno y cinco empleos, y 37,7% proyecta más de seis empleos. Ojalá se cumpla. Espero no haber exagerado con estas peticiones que harán más sólido el ecosistema emprendedor colombiano y convertirán las startups de hoy, en las grandes empresas del futuro, innovadoras, sostenibles y socialmente responsables. Muchas gracias.

P.D. Deseo al equipo del Diario La República, a todos los lectores y sus familias una feliz navidad y un próspero año nuevo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés