Analistas

Colombia no es el país más riesgoso del mundo para el turismo

Hace poco se difundió en redes sociales una lista en la que Colombia aparece como el país más peligroso para turistas en el mundo, incluso por encima de países con guerras civiles en curso como Yemen, u otros como Egipto y Turquía, en los que el turismo, por años y de manera frecuente, ha sido objetivo de acciones terroristas.

Ni los turistas, ni las actividades económicas relacionadas con el turismo enfrentan en Colombia los más altos niveles de inseguridad existentes.
De hecho, no solo este riesgo es bajo, sino que en los últimos años las amenazas de seguridad han desaparecido o se han concentrado en otros grupos poblacionales o regiones, reduciendo, de manera sustantiva, por tanto, el nivel de riesgo para los turistas.

La reducción del riesgo para el turismo
En Colombia los turistas no han sido objetivo directo de atentados terroristas. Los casos registrados de acciones violentas que afectan a ciudadanos extranjeros en medio de acciones terroristas, por parte de grupos guerrilleros, del paramilitarismo o del crimen organizado, son bajísimos en número y han ocurrido en el pasado lejano.

Los atentados terroristas -acciones violentas indiscriminadas- se han reducido sustancialmente en años recientes. El número de ataques de tipo terrorista registrados por Cerac, muestra por ejemplo una caída del 69% de 2013 a 2017. Los datos del Ministerio de Defensa muestran una caída del 86% en actos de terrorismo (890 actos de terrorismo en 2013 a 124 en el 2017). El leve aumento en este último año se debe, exclusivamente, a acciones del ELN en las aisladas y distantes áreas donde opera.

La mayoría de estos atentados tiene como objetivo la infraestructura u objetivos de oportunidad de la fuerza pública, por lo que el riesgo mismo se ha concentrado regionalmente en áreas distantes a lugares turísticos y en personas diferentes a civiles, y, claro, a turistas.

El número de víctimas en atentados terroristas ha caído aún más rápido que el número de acciones. La muerte de civiles por ataques terroristas cayó en 5 años 93%. Incluso, la amenaza que representa el crimen callejero afecta mucho menos a los turistas que a los demás residentes en Colombia. Esto se explica porque los turistas usualmente se concentran en lugares de gran afluencia de público donde el riesgo se dispersa. Adicionalmente, las acciones criminales que afectan a los turistas reciben atención preferencial por parte de las autoridades de policía lo que hace que la criminalidad común evite actuar en contra de los turistas, siendo excepcionales los casos violentos contra ellos.

El error del Eurasia Group de Ian Bremmer
Quien presentó esta información errada sobre el supuesto máximo nivel de riesgo para los turistas y la actividad turística en Colombia es el reputado politólogo Ian Bremmer, de Eurasia Group, una firma de consultoría de riesgo político.

El orden de la lista que él presenta, aquel en el que Colombia es el más riesgoso del mundo, está basado en el indicador de prevalencia del crimen y el terrorismo, del Índice de Competitividad de Turismo del World Economic Forum (WEF) de 2017.

Lo que hace Bremmer es tomar un solo indicador de 90 de ese índice de competitividad de turismo, pero sin tener en cuenta las muchas otras variables del estudio (90, que se agrupan en 14 pilares, organizados en 4 subíndices: políticas de viaje y turismo y condiciones apropiadas, recursos naturales, infraestructura y ambiente turístico.

Este indicador de prevalencia del crimen y terrorismo está basado en dos variables: el promedio de ataques terroristas; y el número de afectados por el terrorismo (muertes y heridos), que se toman de la CIA, y que, para el índice de 2017, corresponde a los años de 2013 a 2015.

Si se recalcula el índice con otros datos de terrorismo, manteniendo los mismos valores de los otros indicadores del índice de seguridad, como la tasa de homicidios que tiene (también mayor a la medida por la Policía), mejora sustancialmente el indicador: pasando de su máximo valor posible de 1,0 (el mayor riesgo de terrorismo) a 3,4 (mucho más cerca al menor valor posible con 7 puntos).

Así, Colombia, se ubicaría para 2017 en el puesto 116 en el índice de terrorismo, y no en el primero. Este lugar en el ranking es similar al de Rusia, China y el Reino Unido, de los 136 países incluidos en la muestra.

Este cambio, además, mejoraría muchísimo el desempeño de Colombia en el Índice de Competitividad de Turismo. Subiendo al puesto 55 con un puntaje de 3,9 (7 puestos arriba del cálculo con el dato de la WEF (puesto 62)) en el rango de países como Ecuador y Lithuania.

Así, con cualquier año de comparación, se encuentra que no sólo Colombia no es el país más riesgoso del mundo por terrorismo, sino que el riesgo que presenta, de acuerdo con la metodología del WEF, es mucho menor y, además, se ha reducido sustancialmente.