Analistas

Gini con los ricos

GUARDAR

En Colombia se analiza la distribución del ingreso a partir de la encuesta de hogares. El país no cuenta con información sistemática y periódica sobre la concentración de la riqueza. En aras de la transparencia, el Instituto Agustín Codazzi (Igac), la Bolsa de Valores de Colombia y la Dian deberían publicar cada año el coeficiente de Gini, de tal forma que se puedan conocer los niveles de concentración de la tierra, del mercado bursátil y de la riqueza. De la misma manera que el Dane publica cada año el Gini de los ingresos laborales, estas entidades deberían estar obligadas a informarle a la sociedad qué está pasando con la concentración en sus respectivas áreas.

El Gini de los ingresos labores que se obtiene cada año a partir de las encuestas de hogares es insuficiente por dos razones. Primero, porque estas encuestas captan de manera muy imperfecta otras modalidades de ingresos. Y, segundo, porque la muestra se trunca en la parte superior. Los encuestadores del Dane únicamente entran a los hogares ricos el día del censo. La Gran Encuesta Integrada de Hogares (Geih) capta un rango de ingresos muy estrecho. El hogar promedio del decil 10 de la Geih, que es el más alto, tiene un ingreso de $11 millones mes. Este nivel corresponde, por ejemplo, a una pareja de profesores de la Universidad Nacional. Si cada uno se gana $5 millones pertenecen al grupo de ingresos más elevado. Este truncamiento de la encuesta no es un problema exclusivo de Colombia. Es una limitación estructural de todas las encuestas de hogares. Si el límite superior se corta, el Gini resultante es relativamente bajo. No obstante, aún desde la perspectiva de los ingresos laborales, Colombia es uno de los países más desiguales del mundo. En 2014 el Gini de las 23 ciudades fue de 0,50.

Puesto que las encuestas de hogares no informan sobre la riqueza, es necesario elaborar otros coeficientes de Gini. El Igac estima, de manera irregular y sin periodicidad, el Gini de concentración de la tierra. La última cifra disponible es de 0,87. En el Plan de Desarrollo Todos por un Nuevo País se pone en evidencia la necesidad de contar con un catastro multipropósito. Si este objetivo se cumple y efectivamente se moderniza el Igac, cada año se debería publicar el Gini de concentración de la tierra, que es considerablemente superior al de ingresos laborales.

La Bolsa de Colombia debería informar sobre la concentración que se presenta en el mercado bursátil. Las cifras existen, y el Gini debería ser conocido regularmente por la opinión pública. Los discursos sobre la democratización del mercado accionario se quedan sin piso frente a estimaciones aproximadas e indirectas. Hay indicios de que este Gini sería de 0,9.

Y, finalmente, la Dian también debería informar sobre la concentración de la riqueza. En el ejercicio inicial, con los datos de la Dian, Alvaredo y Londoño (ALVAREDO Facundo., LONDOÑO Juliana., 2014. “Altos Ingresos e Impuesto de Renta en Colombia, 1993-2010”, Economía Institucional, vol. 16, no. 31, segundo semestre, pp. 157-194) encontraron que la tasa promedio efectiva de impuesto de renta que paga 1% superior es muy baja (7%-8%) frente a los estándares de la Ocde. Y estos niveles reducidos de impuestos se reflejan en un Gini elevado.

Si el Igac, la Bolsa de Colombia y la Dian, publicaran los Gini respectivos, podríamos conocer mejor qué pasa con la concentración de la riqueza en el país, y se podría ir consolidando el pilar de la equidad propuesto en el Plan de Desarrollo.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés