.
Analistas 15/10/2021

Tribunal de arbitramento a la vista

Jorge Hernán Peláez
Columnista y periodista de Al paredón del Diario LR

Un nuevo episodio jurídico se desató en el mercado de las telecomunicaciones, que deberá dirimir la Comisión de Regulación de Comunicaciones, en donde tiene presencia la ministra TIC que acompaña a los comisionados Sergio Martínez, Paola Bonilla, Nicolás Silva y Carlos Lugo. El final de la película es previsible, recordando lo que ha pasado en anteriores ocasiones cuando operadores tienen diferencias por cargos de acceso. Dos históricas batallas entre Telefónica y ETB y entre Claro y ETB, que duraron años, pasando por tribunales de arbitramento, recursos, fallos, segundas instancias y altas dosis de paciencia de las partes. Cuando comienzan este tipo de peleas se sabe que no van a ser de rápida solución.

En esta ocasión Claro y WOM se enfrentan por un tráfico de llamadas y por el acceso a la red, es decir el tema del Roaming Automático Nacional o RAN. Claro acusa a WOM de fraude en llamadas, señalando que usan números de Avantel, cuando en realidad serían usuarios WOM para acceder al RAN. WOM acusa a Claro de no darle acceso al RAN para tener una capacidad tecnológica de crecer en número de usuarios y en tráfico.

Ambas compañías están muy lejos de llegar a acuerdos básicos. Claro expone que WOM tendría “ventajas competitivas injustificadas y reservadas de acuerdo a la Resolución 5108 de 2017 de la CRC, para aquellos operadores que por primera vez obtienen espectro para prestar el servicio de telefonía móvil”. Recordemos que WOM y Avantel están en proceso de fusión, que no ha sido aprobado y ambas pertenecen al mismo inversionista: Novator Partners, firma británica de inversión de capital privado.

El resumen es que Claro aduce que WOM actúa como operador entrante con unas condiciones de cargo de acceso y Avantel actúa como operador establecido con otras condiciones. En el fondo “son los mismos, buscando saltarse las normas del país”. WOM ha explicado en varias entrevistas en diferentes medios de comunicación, que considera que la solicitud de RAN que ellos han hecho a Claro ha sido “burlada” por la empresa y que están usando artimañas jurídicas para eludir el acceso. WOM ha solicitado a los demás operadores acceso al RAN y consideran esto un elemento fundamental para poder crecer en el mercado a los tamaños que pretenden.

El acceso no debería tener obstáculos, como su nombre lo indica debería ser automático. La realidad del mercado es que no es tan automático y WOM ha chocado contra esa realidad. Los competidores que tuvo antes en Chile, están aquí en Colombia, y se prepararon con armas jurídicas para hacerle la vida mucho más difícil, creando un ecosistema en donde la curva de aprendizaje y estabilización del servicio van a ser de otras magnitudes.

La CRC envió el balón a otras partes de la cancha. En su respuesta a Claro, explicó que procede a remitir, tanto a MinTIC como a la SIC, las comunicaciones enviadas. Las peticiones de WOM ante la CRC van a terminar en los mismos lugares. Lo único que se sabe es que tanto la discusión del acceso a RAN como la del tráfico de llamadas son temas que van a acabar en tribunales, tristemente repitiendo la historia. Miles de horas que invertirán abogados de ambas partes en este nuevo y desgastante episodio. Los usuarios mientras tanto, bien gracias.