.
Analistas 28/09/2018

Regulación 4.0

Jorge Hernán Peláez
Columnista y periodista de Al paredón del Diario LR

En el cierre del último congreso Andicom 2018, la recién posesionada ministra TIC, Sylvia Constain, se comprometió con la radicación de un Proyecto de Ley para dinamizar, modernizar y simplificar el marco regulatorio de la industria, ya que hay entidades y normas que resultan obsoletas.

La ministra cumplió y presentó el escrito ante el Congreso, está pendiente de la firma del presidente Duque de mensaje de urgencia, lo que supone solamente dos rondas de debate en comisiones sextas y plenarias conjuntas. En comisiones hay 13 senadores nuevos y 14 de los 18 miembros de Cámara también son debutantes.

La senadora del Centro Democrático, y exministra del sector, María del Rosario Guerra, ha insistido en su propio proyecto de ley. La realidad es que, por ahora, el único texto con fecha de debate en la gaceta oficial es el del Gobierno.

El ponente asignado es Antonio Luis Zabaraín de Cambio Radical. Si las cosas salen como MinTIC planea, pasaría el primer debate en octubre y a plenarias llegaría en noviembre. Este es un supuesto optimista, pues todos sabemos que estas cosas de decantan siempre para la época de las novenas.

Los asesores del Gobierno trabajaron con las recomendaciones de la Ocde, la UIT y revisaron literatura internacional de manera exhaustiva para soportar las decisiones. También incluyeron la óptica del DNP (el viceministro Mantilla viene de la entidad), de la misma CRC, y algunos gremios del sector como la Ccit que aportaron su conocimiento técnico. El diseño de la ley es una gran remodelación de varias normas existentes.

En términos globales, el proyecto trae varias bondades:

1.Se simplifican cargas tributarias para las compañías de la industria, al unir Fontic y FonTv, eliminando pagos de contraprestación asimétricos por servicios de televisión e internet. Desaparece la Antv y asume sus funciones la CRC. Eso equilibra el mercado para efectos de quienes ofrecen multiproducto.

2. Del fondo se toma una cifra máximo histórico de los últimos cinco años, para calcular un valor que va a garantizar año tras año los recursos de funcionamiento y contenidos de la televisión y la radio públicas.

3.Se amplían las concesiones o licencias nuevas, ahora bajo un horizonte de 30 años, un avance en términos de estabilidad jurídica. Los planes de negocios de aquí en adelante son mucho más razonables con esa nueva ventana de tiempo. Se supone que todo esto sumado reactiva las inversiones de capital de los grandes operadores, es decir revive el Capex de la industria.

Quedan asuntos por afinar en el sano debate dentro del legislativo. El perfil de los integrantes de la nueva CRC debe ser de alto estándar, se propone experiencia de ocho años en el sector y un mínimo perfil académico relacionado.

No me suena que un miembro sea elegido por los canales públicos, pues ese drama ya se vivió en Cntv y Antv. Ojalá eliminen la posibilidad de que algún político meta mano en nombramientos.

La Agencia Nacional del Espectro (ANE) no quedó incluida en la convergencia, no tengo elementos de juicio para saber si debe estar incluida o no en el regulador. En el mundo hay ejemplos como Australia o Reino Unido que tienen entidades separadas para manejo del espectro.

También están los ejemplos de Canadá, EE.UU. o la Unión Europea donde un sólo regulador tiene todo. Para este punto ojalá oigan a los expertos. Hay gran expectativa y el Gobierno se juega una carta dura en esta remodelación. La regulación quedaría actualizada a una versión 4.0