.
Analistas 22/10/2021

Ligia viene a barrer el desorden

Jorge Hernán Peláez
Columnista y periodista de Al paredón del Diario LR

Se posesionó finalmente hace dos días la nueva ministra TIC, la abogada Carmen Ligia Valderrama Rojas, especialista en derecho de negocios, docente de la Universidad Externado de Colombia y con amplia experiencia en contratación estatal.

Su carrera profesional se ha desarrollado especialmente alrededor del sector de la movilidad, con varios cargos en el Ministerio y al frente del despacho en la Superintendencia de Transporte. Su experiencia es de pocas horas en los campos como la tecnología y las telecomunicaciones.

Para efectos de lo que va a hacer dentro de MinTIC en los pocos meses que le quedan a este gobierno, la experiencia como abogada experta en contratación es más que suficiente. Ha dicho la ministra Ligia a fuentes de sus círculos cercanos que llevará al Murillo Toro a una de sus abogadas de mayor confianza como nueva viceministra.

La emergencia se comenzará a apagar con alguien del mismo perfil que será nombrada como viceministra de conectividad. Ambas abogadas buscarán desentrabar el desastroso desenlace de la fase inicial de Centros Poblados, ampliamente expuesto en varios medios de comunicación.

Abiertamente en ese contrato de Centros Poblados hubo injerencia de manos oscuras, no por nada está nuevamente capturado, entre otros, el ladrón de cuello blanco profesional Emilio Tapia.

En sus primeras declaraciones a medios, la ministra Ligia explicó que no necesariamente el contrato de Centros Poblados pasa de manera automática a la ETB, tal como lo aseguró de manera vehemente Karen Abudinen.

En una de las audiencias en el Congreso, Abudinen aseguró en medio de sus explicaciones en la moción de censura que haría “todo lo posible” para que a finales de septiembre el contrato con ETB estuviera listo.

La opción de etb hoy no está firme, aunque la ministra no la descarta
La explicación de la nueva ministra desde ayer es que a la fecha no hay avance jurídico real y que van a revisar internamente todas las opciones para solucionar la situación. Esto quiere decir que la opción de ETB hoy no está en firme, aunque la nueva ministra tampoco la ha descartado.

Una de esas opciones, tal como aseguran sus asesores, es la de volver a hacer la licitación desde ceros, eso sí, imponiendo un puntaje fuerte en temas de experiencia para que solamente se presenten los operadores reales del mercado de las telecomunicaciones.

En el otro lado, si no se hace la licitación y se continúa con el proceso actual, la garantía bancaria y oferta presentada por ETB de todas maneras deja a más de 800 puntos del país desconectados, lo que implicaría una nueva licitación para esas zonas o un nuevo proceso para llegar al 100% de cobertura.

ETB no puede cambiar la oferta por el camino, pues los otros proponentes que quedaron en tercer, cuarto y otros lugares podrían reclamar violación del derecho a la igualdad.

O todos pueden mejorar oferta, o ninguno puede. Es así de binario. En resumen, hay líos por todos los caminos que se exploren. La instrucción para esta nueva funcionaria, tal como la recibió del más alto nivel desde el Gobierno, es la de blindar jurídicamente el proceso que se escoja.

Barrer toda la casa después de echar a los borrachos de la fiesta, prender las luces, apagar la música y comenzar a arreglar los adornos rotos, cortinas raídas y otras secuelas que van más allá de la resaca.