Analistas

Banda Ancha for everybody

GUARDAR

El Reino Unido anunció esta semana a sus habitantes, que a partir de la fecha considera el acceso a Internet de banda ancha como un “derecho fundamental” al mismo nivel que los servicios públicos de acueducto o energía eléctrica. En un comunicado publicado el miércoles pasado, el representante para las comunicaciones del gobierno británico ha dicho que se le va a entregar a cada hogar un acceso de al menos 10Mbps para el año 2020. Eso supone un trabajo arduo de todos los operadores de telecomunicaciones para adecuar las redes del tal forma que cumplan con la iniciativa.
Desde julio de 2016 las Naciones Unidas habían determinado que el acceso al Internet es un derecho humano fundamental, generando una gran controversia entre las diferentes visiones regulatorias que hay sobre el tema.

Hoy se conectan aproximadamente 3.800 millones de personas de manera simultánea a la red desde diferentes países de los distintos continentes. Es una cifra para nada despreciable, y ahora con la noticia del Reino Unido nuevamente vuelve la controversia del uso que la humanidad le va a dar a una herramienta que es de todos y no está completamente regulada por un único organismo. De hecho, se aumenta ahora el nivel de discusión por los 10Mbps mínimos que propone el gobierno inglés suponen inmensas inversiones en infraestructura y redes de los operadores y proveedores, llamados las ISP.

La iniciativa comenzó con una propuesta por parte de la legendaria British Telecom BT, que le sugirió al gobierno ampliar niveles de cobertura y que los demás operadores se comprometieran a elevar el denominado acceso de banda ancha de una manera voluntaria. La propuesta de BT comenzó a ser estudiada hace algunos meses y finalmente se terminó adoptando la decisión que obliga a los operadores a invertir y al gobierno a crear desde 2018 un nuevo marco regulatorio para diseñar un modelo económicamente sostenible para usuarios y empresas. Si todo sale como lo planean las partes, el Reino Unido se convertirá en la próxima década en el primer país en ofrecerle a sus ciudadanos cobertura total de servicio de Banda Ancha a los hogares, lo cual supone un desarrollo económico, social y político impresionante.

En Estados Unidos, donde se presenta un gran número de compañías del ecosistema digital, las cosas van por otro camino. Hace pocos días, la Comisión Federal de Comu- nicaciones (FCC) rompió la histórica neutralidad de la red de un plumazo. Este cambio abrupto favorecerá a algunas compañías sobre otras y elimina el equilibrio inherente a la red de redes, en donde cualquiera podía subir una página al mismo nivel de una gran compañía. Ahora los proveedores ISP gringos podrán escoger y diferenciar los tráficos, lo cual no ha gustado para nada a los europeos y románticos de la tecnología. Ha surgido un movimiento de activistas que buscan reestablecer la neutralidad y crearon la página: https://www.battleforthenet.com/

En Colombia, el ministro TIC David Luna, ha dicho que mantendremos la neutralidad de la red, al igual que decenas de países en el planeta. Por el lado de las conexiones, el plan Vive Digital y sus diferentes fases, ha logrado ampliar la cobertura a nivel nacional, pero aún estamos lejos de una iniciativa como la de los británicos sobre los mínimos de Banda Ancha para toda la población. Poco a poco los colombianos hemos incorporado el uso de internet a nuestras vidas, así que muy pronto tendremos la discusión de Banda Ancha for everybody.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés