Analistas

Exportando humo

GUARDAR

En días pasados el presidente Juan Manuel Santos publicó en su cuenta de Twitter: “¡El mundo le sigue comprando a Colombia! Exportaciones tuvieron crecimiento de 19,6% entre enero y noviembre de 2017, equivalente a US$ 33.821 millones. Cifras de @Dane_Colombia muestran que manufactura y productos agropecuarios están entre los más apetecidos”.

Esta afirmación leída de forma literal es correcta, ya que: primero, exportar por lo menos un dólar significa que le compran a Colombia; segundo, la variación enero-noviembre de 2017 respecto de 2016 es 19,6% según las cifras oficiales del Dane; y por último, haciendo la salvedad que el Presidente hizo una comparación dentro del mercado nacional, es correcto afirmar que la manufactura y los productos agropecuarios están entre los productos más apetecidos del país, porque es de los pocos que han mostrado crecimiento.

Sin embargo, la lectura de este mensaje no puede hacerse con júbilo porque Colombia está lejos de tener un comercio internacional fortalecido y alentador.

Para entender adecuadamente el momento de las exportaciones de Colombia hace falta ver globalmente el mismo informe que usa el Presidente. Lo primero es aclarar que por tratarse de comercio internacional y para eliminar las variaciones de la tasa de cambio, al igual que el Dane, se toman las cifras en dólares para hacer los cálculos.

Esto es importante tenerlo presente porque en pesos cambian significativamente los resultados, por ejemplo, la misma medición del Twit del presidente, enero-noviembre de 2017 tendría un crecimiento de aproximadamente 15,5% y no de 19,6%.

Con esto claro, el informe del Dane muestra que de los últimos 10 años, 2016 ha tenido las menores exportaciones, US$31.757 millones, y 2012 las mayores exportaciones, US$60.125 millones, lo cual evidencia que en 2016 se exportó apenas 52% de lo que Colombia mostró ser capaz de exportar en 2012. Entonces, si mantenemos el crecimiento de enero-noviembre para todo 2017, se alcanza un total de exportaciones de aproximadamente US$37.790 millones, es decir, apenas 62% de lo exportado hace seis años, en 2012.

Con este sencillo análisis es posible deducir que obviamente a Colombia le siguen comprando, pero muy por debajo de lo que debería ser; por otro lado, ese 19,6% es un resultado deficiente teniendo en cuenta que el año de referencia para el cálculo (2016) ha sido el peor en los últimos 10 años para las exportaciones colombianas, por lo cual, ante tal cifra valija, mejorar a 19,6% no debe ser una gran noticia. Por otro lado, en 2008 se exportaron US$36.786 millones, muy cercano a los US$37.790 millones estimados para 2017, es decir, en 10 años las exportaciones han crecido escasamente en 2,7%, una cifra mas que deficiente para un país emergente.

Por lo anterior, si bien el Twit del presidente es verdadero, no debería ameritar tanta emoción de su parte.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés