Analistas

Redes sociales en la bolsa: ¿lección aprendida?

GUARDAR

Un “trino” de 135 caracteres sirvió a Twitter, la empresa de San Francisco, California, para anunciar su intención de “hacer nido” en Wall Street y empezar el tránsito, para muchos tormentoso, de exponerse al escrutinio público y a la implacable vigilancia de analistas e inversionistas. Twitter ha contratado a uno de los banqueros con más “pedigrí” como lo es Goldman Sachs, para presentar sus credenciales a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) en un momento ideal en el que ve sus ingresos crecer con porcentajes de “tres dígitos” y a puertas de uno de sus mejores trimestres en términos de la rentabilidad de su negocio.
 
A diferencia del estruendo que generó Facebook, con su esperada salida y su posterior caída meteórica en los mercados de capital, lo que puso a muchos inversionistas a cuestionar la viabilidad financiera de las compañías detrás de las redes sociales, lo importante de la movida de Twitter es que está sustentada en el interés que el crecimiento exponencial del uso de su producto o servicio ha generado en todos los ámbitos de la sociedad actual, convirtiéndose en el medio que de manera simple marca el pulso informativo del mundo. Desde un punto de vista financiero, la salida a bolsa de una compañía con una facturación anual de menos de US$1 millones no tendría por qué aparecer en las primeras páginas de los periódicos, a tal punto que ese relativo pequeño tamaño le permite mantener su información financiera bajo un manto de confidencialidad incluso luego de registrar su potencial “IPO”. La escasa información financiera que hoy se conoce, permite estimar los ingresos de Twitter en 2013 alrededor de los US$500 millones, frente a US$245 millones en 2012, lo cual representaría una valoración cuando se presente en bolsa a principios de 2014 que oscila entre los US$10.000 y los US$20.000 millones. De ser así, el valor de Twitter en el momento de su salida sería aproximadamente una décima parte del precio de salida de Facebook, pero más del doble que el de LinkedIn, las dos compañías que los analistas toman como referencia en el mismo espacio de las redes sociales.
 
No es fácil describir cuál es el negocio de Twitter, considerando que en los últimos dos años la compañía ha realizado más de veinte adquisiciones de otras pequeñas empresas, tratando de redondear su oferta en términos de servicios a sus clientes y usuarios. Aparte de estas adquisiciones que posiciona a Twitter en el ecosistema de los medios de publicidad y los sistemas analíticos de soporte, la compañía ha forjado una historia mucho más madura a través de acuerdos de colaboración que con agencias de noticias y productores de contenido, los cuales le dan confianza a los inversionistas en términos del potencial y estabilidad de ingresos para el futuro.
 
Uno de los factores emocionales que afectará el desempeño de la salida a la bolsa de Twitter y algo que seguramente sus ejecutivos y banqueros han analizado en detalle, es el descalabro que sufrió Facebook cuando debutó en la bolsa hace unos meses con una valoración de US$100.000 millones, la mayor de la historia para una empresa tecnológica, para en menos de un año ver que sus acciones se depreciaban más de 30%.
 
Muchos guardamos la esperanza que la gerencia y la junta directiva de Twitter sean capaces de guiar a la compañía para que evite que su participación en los mercados financieros se convertirse en un sino como le ha pasado con otras. El camino de la bolsa es un mal necesario, y empresas como Twitter, caracterizadas por modelos de negocios y estrategias innovadores y disruptivos, aunque luchen por  retrasar todo lo posible el momento de hacer su primera oferta pública de acciones, en algún momento deben enfrentar los mercados públicos de capital, para lo cual deben utilizar toda su creatividad para tomar las precauciones necesarias que les permitan blindarse ante los nocivos efectos que esta transformación empresarial pueda llegar a tener en su gestión. 
GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés