.
Escuela de Gobierno de Harvard 21/05/2021

Los titulares que hacen falta en Colombia

Guillermo Tovar Mantilla
Maestría en administración pública y desarrollo internacional

Hace poco me preguntaron: ¿qué es lo más grave que está pasando en Colombia? Aunque tenía cifras claras sobre los desafíos de salud de la pandemia, el incumplimiento de derechos humanos en las protestas y la fragilidad de la estabilidad política y económica, decidí contestar con algo que es igual o todavía más grave por lo silencioso: ¡Más de 7 millones de niños, niñas y adolescentes llevan 15 meses sin estudiar! Lo que me hizo preguntarme: ¿Por qué no lo vemos en los titulares? ¿Qué hay que decir para mostrar lo grave que es la situación actual? Decidí acudir a diferentes disciplinas para generar 3 titulares que hacen falta. La realidad es alarmante.

Primer titular: ¡Cada 2 meses con colegios cerrados, Colombia pierde lo que recogería en 1 reforma tributaria! Comencemos desde la economía. Estudios recientes del Banco Mundial muestran que, en la simulación más conservadora, no asistir al colegio por un año le cuesta 23 millones de pesos en ingresos futuros a cada niño. Si calculamos el total de esta deuda que tendríamos con la niñez, sin mencionar el riesgo adicional de caer en pobreza o el esfuerzo que habría que hacer para remediar la desigualdad por efectos desproporcionales, llegaríamos a la cifra de 163 billones de pesos o más de 6 reformas tributarias.

El segundo: ¡Con los colegios cerrados, Colombia ha causado el mismo tamaño de daño en salud mental que un año de conflicto armado! Seguimos desde la medicina. Según varios estudios de la OMS, los impactos en salud mental en jóvenes representan un riesgo sin precedentes. Esto es claro si juntamos la catástrofe que sigue al encierro, la tragedia de la deserción, y el aumento de violencia intrafamiliar y casos de abuso sexual. Aunque de distinta naturaleza, está en el orden de magnitud de la salud mental bajo conflictos armados.

Y el tercero: ¡Con los colegios cerrados, Colombia pierde 30 años en regulación laboral y equidad de género! Seguimos con estudios de género. Si observamos las cifras de desempleo desagregadas del Dane y entre varias razones analizamos la nueva obligación de cuidado en el hogar como determinante de la grave desvinculación laboral forzada de mujeres, regresamos a brechas de 1990, cuando se discriminaba aún más su participación laboral.

¿Qué se necesita para volver a los salones de clase? No basta con recordar cientos de estudios que muestran que no hay un riesgo considerable de transmisión. Puede que tampoco sea suficiente con los pilotos exitosos en diferentes regiones. La solución está en mostrar voluntad y tender puentes luego del anuncio de vacunación prioritaria a maestros. El Gobierno debe continuar ubicando las zonas más urgentes para vacunación y adaptación de infraestructura. Pero la voluntad debe venir de ambas partes. Fecode debe dejar de negociar con el futuro de la niñez, suspender el bloqueo y permitir el regreso en municipios donde la situación esté controlada y donde haya capacidad de adaptación. Muchos docentes han expresado estar listos. Desafortunadamente, al ver las peticiones del comité del paro, pareciera que la historia se repite y por ahora no hay quién marche y negocie por los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Los invito a unirse a la campaña #LaEducaciónPresencialEsVital para pedir una concertación inmediata. No podemos esperar más.