.
Analistas 04/05/2021

El precio es corrupto

Germán Eduardo Vargas
Catedrático/Columnista

Capitalismo de híper-escala, a los «macroeconomistas» del “País Más Acogedor del Mundo” les vale huevo la Solidaridad Sostenible.

El consumismo cobra cada día más valor; contamina nuestra identidad y trastorna su tranquilidad. Insostenible, ante la pérdida de trabajos («jobs») y poder adquisitivo, la deuda es la compensación artificial para satisfacer esa adicción, y el consumo conspicuo tiende a parecer masivo cuando los Bienes de Veblen definen la Paridad de Poder Adquisitivo.

Verbigracia, el iPhone Index determina cuántos Días de Trabajo permiten comprar esa Cajita Feliz, comparando el salario promedio del país. Deficiente, tal como los informes multilaterales, ignora la inequidad, informalidad y duración de esas jornadas. Sin embargo, no pretendo resaltar las inconsistencias metodológicas en esas mediciones, sino las improntas axiológicas tras aquellos vectores comerciales que se erigen como referentes culturales.

Para empezar, el profeta de la manzana mordida, Jobs, consumía alucinógenos; algunos creyeron que era hippie, aunque reencarnó como ícono del destructivo capitalismo moderno, sacando provecho a la obsolescencia programada de la moda y la máxima “los buenos copian, los mejores roban”, para dotar con atractivas interfaces a la «Mac» y el iPhone, cuyas plusmarcas, aún en depresión económica, acaso compiten con las del petróleo o narcotráfico.

Décadas atrás, The Economist publicó el Big «Mac» Index, y, maridando esa chatarra, el Coca-Cola Index afianza aquella bebida que es más barata que el agua en muchos países, y destapa cañerías. Note las coincidencias entre estas adictivas marcas, y el distorsionado símbolo de bienestar o poder adquisitivo que representan.

Finalmente, presionada por las calificadoras de riesgo y los fondos de inversión, Danone despidió a su CEO, a quien el Presidente de Honor cuestionó que se hubiera preocupado “más por el futuro del planeta que el de la empresa”. Aquí, en clave de Solidaridad Sostenible, la reforma de la reforma volverá a terminar recogiendo y entregando limosnas, porque más de la mitad del recaudo se destinará al servicio de la deuda, en lugar de apostar a la revolución de la equidad.

Fruto de Consensos (Duque, 2/5/2021), como el de Washington, Leonardo Villar actúa como Minhacienda, abogando por el déficit fiscal y la tributaria, en lugar de socializar la política monetaria para empoderar a los pobres (no a los antagonistas financieros). Y Duque presentará El Boletín del Consumidor, o El Precio es Correcto: sus invitados de lujo, los Scrooge «Mac» Pato -Fedesarrollo, Dane, Minhacienda y BanRep-, sacarán diplomas de alguna Chocolatina Jet o algún Kínder Sorpresa; al unísono dirán que la vulnerable clase media es la gallina de los huevos de oro, y sus «des-precios» cotizarán a la baja los valores (as cheap as dirt), porque viven del «des-caro», lejos de la Economía de Escala Hogareña.

¿Seguirán subsidiando los combustibles, los dividendos, las herencias, las pensiones y la explotación de los datos?; ¿la canasta básica alimentaria incluirá las dosis de Coca-Cola y «paquetazos» que han malnutrido a Duque?; ¿cuál será el precio del Congreso?; y, si premiaron la mermelada de Echeverry con Ecopetrol, ¿el «caf-re» presidirá la CAF? Tal Cual.