Analistas

Transformación digital en la salud

GUARDAR

Fernando Ayala

Colombia se encuentra en el proceso de construcción de un sistema de salud universal y de calidad; no obstante, este camino hacia la transformación requiere de múltiples recursos que hace que las decisiones que tomen los prestadores y administradores del servicio estén lo más orientadas posible a dirigir y priorizar dichos esfuerzos para maximizar el valor aportado a la ciudadanía en términos de resultados y satisfacción, al mismo tiempo que mantienen niveles de eficiencia altos.

Este panorama, nos conduce a la necesidad de identificar soluciones que optimicen los actuales sistemas de salud, beneficiando en última instancia a los pacientes. En este contexto, la tecnología cobra gran relevancia como agente transformador que permite agilizar procesos y mejorar resultados.

La aplicación de la tecnología al servicio del sector salud es un aliado, que reduce procesos administrativos y optimiza recursos, para garantizar a los usuarios el acceso a un servicio clínico de mayor calidad. La digitalización como elemento clave del sector abre el camino hacia la construcción de un servicio que brinda mayores oportunidades para los pacientes en materia de diagnóstico, pronóstico y tratamiento.

Es así, como esta corriente digital impacta la información médica de los pacientes, y compañías especializadas en tecnología como Indra hacen posible el desarrollo sistemas digitales para centralizar la historia clínica electrónica de los pacientes, además de agilizar trámites de agendamientos de citas y recetas de medicamentos.

Por lo anterior, en días pasados Bogotá tuvo una excelente noticia, el anuncio por parte de la Secretaria de Salud de la integración de las historias clínicas de 22 hospitales públicos de la capital, tratándose de la primera solución en Latinoamérica basada en el nuevo estándar de interoperabilidad FHIR. El proyecto permitirá mejorar y agilizar la atención a una población aproximada de ocho millones de personas.

El aporte de la compañía ha hecho posible integrar en una única base de datos toda la información sobre la salud del paciente que ha sido registrada en los sistemas de los distintos centros hospitalarios y la pone a disposición de los profesionales de forma inmediata y permanente bajo un modelo de Historia Clínica Electrónica, para que puedan acceder a ella desde cualquier ubicación.

La interoperabilidad de Indra posibilita el intercambio de información sobre un paciente entre los distintos centros de salud y hospitales de atención primaria y especializada de forma ágil y segura. En consecuencia, la implementación de soluciones en este ámbito trae consigo mejoras significativas en aspectos como la toma de decisiones médicas o la atención a pacientes. Además, al garantizar el acceso en tiempo real a informes, antecedentes, resultados médicos y medicaciones suministradas, se tendrá una visión exacta del paciente, de modo que se brinde un rápido diagnóstico y se facilite asignar un tratamiento adecuado. Así mismo, se evitará la pérdida de información y la repetición de pruebas, y protección de datos.

La integración de los procesos de gestión de citas y receta electrónica también aporta importantes beneficios, tanto al hospital como al paciente. La solución propuesta por Indra permite a los ciudadanos gestionar sus citas a través de un portal específico, mejorar el control de la demanda de atención médica programada y agilizar la búsqueda de espacios libres en los sistemas de información de cada hospital para incluir la cita en la agenda del médico. Además, permite recuperar las citas pendientes y ofrecer la información de forma unificada al personal de los centros, así como dar de alta a un paciente en el sistema, en caso de que no esté registrado.

Estos sistemas garantizan además la privacidad de la información.

Por otro lado, es importante trabajar en la implementación y fortalecimiento de los canales de comunicación a través de herramientas digitales entre el sistema y el paciente, con el fin de incrementar la participación de este último y garantizar su posición como actor clave. Es así como muchas instituciones prestadoras de salud han optado por aumentar el uso de aplicativos móviles y mejorar la oferta y funcionalidad de sus canales orientados a la atención al ciudadano, buscando asegurar que la omnicanalidad, entendida como la existencia de una multiplicidad de canales de comunicación tradicionales y digitales para el diálogo con el usuario, se suma para conseguir el objetivo de un sistema de salud más rentable y acertado

Los nuevos modelos de los sistemas de salud deben promover la integración de todo el ecosistema (centros de salud, hospitales, entidades, ciudadanos y proveedores) para asegurar la disponibilidad de la información en cualquier ámbito asistencial y garantizar la accesibilidad, eficiencia y calidad de los servicios prestados a través de los diferentes canales. Así, intervenir en los procesos y el bienestar del ser humano en el sector de la salud es posible gracias a la transformación digital, que más allá de implementar soluciones y herramientas de tecnología, impacta directamente en la vida de las personas.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés