Analistas

El año de la confianza

GUARDAR

Edward David Rodríguez Representante a la Cámara

Confianza. Palabra de etimología compuesta, proviene del latín “Confidetia”, que se divide en tres ejes lingüísticos “con” que deriva a Koinos que significa juntos o todos, “fides” que significa fe o esperanza y, “anza” cuya acepción en el lenguaje actual sería “poner a andar”. Fe en todos para poner en marcha. Esta noción de confianza, solo se puede materializar cuando TODOS PONEN, como decía la pirinola con la jugábamos hace unos años y este es el momento de volverlo a decir, todos debemos poner. Establezcamos lazos de CONFIANZA, tengamos fe y creamos en el País, ya es hora de hacerlo.

Colombia es el país de la región con el mejor crecimiento económico y confianza inversionista, la cifra alentadora revela que, mientras la media de crecimiento económico en Latinoamericana es de 0.5%, nuestro País creció al 3.3%. Pero no es suficiente si queremos eliminar la pobreza, erradicar la desnutrición, y las demás plagas y barreras que no han permitido eliminar todas las formas de miseria. En materia económica la ley de crecimiento económico es la mejor hoja de ruta para generar confianza con el sector productivo quienes tienen la oportunidad de crear riqueza, crear empleos de calidad, importar bienes de capital, ponernos a la vanguardia mundial con diferentes beneficios para todos, y forjar circunstancias económicas favorables en pro de los consumidores, es el momento de comprar vivienda, de invertir en mejoras para nuestro hogar, de aprovechar los feriados tributarios que la ley creó y que fue acertadamente fue complementada con el aumento del salario mínimo, buscando generar confianza con los trabajadores y cumplir las promesas hechas,  se ha aumentó el salario mínimo en más 12% en 2 años que con auxilio de transporte llega casi al millón de pesos.

Entre las buenas noticias está también la agenda anticorrupción aprobada, donde todos los congresistas y funcionarios de alto nivel tendrán que hacer pública su declaración de renta, (siempre dije que por compromiso con la transparencia nuestra declaración debía ser pública) pero además también aquellos que sean condenados por delitos contra el patrimonio público, entre otros, no tendrán “casa por cárcel”, esto es un gran avance hacia la meta de tolerancia 0 con los corruptos, esperamos que estás medidas generen confianza de la ciudadanía hacia el Estado, sus instituciones y sus representantes.

En el mismo sentido, confianza es apostarle a la educación, es una apuesta a mediano plazo donde se busca un salto económico para las nuevas generaciones donde mejores su calidad de vida y su retribución económica. A más educación más salario, por eso el gobierno de Iván Duque ha destinado más de $44.1 billones en educación, eso es confianza, confianza en la juventud que el día de mañana serán los líderes visibles y los encargados de traer prosperidad a los hogares colombianos, pero para esto necesitamos del compromiso de los estudiantes para cuidar y aprovechar estos recursos, y evitar perder un recurso no renovable fundamental, el tiempo, porque como dije al inicio. Si todos, con fe en Colombia actuamos y ponemos nuestro grano de arena podremos tener EL AÑO DE LA CONFIANZA.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés