miércoles, 19 de febrero de 2020

Más columnas de este autor Eduardo Verano de la Rosa

Gratas noticias recibimos de las megaobras estratégicas que se realizan en Antioquia Santander, Valle, Tolima y Quindío que consolidarán su desarrollo económico y, según las Comisiones Regionales de Competitividad, son indispensables para la infraestructura de futuros negocios.

Estas grandes obras, ejecutadas con recursos nacionales, transforman la economía de las regiones al aumentar su participación en el PIB nacional, que hoy está concentrado en Bogotá con 26%, Antioquia 15%, Valle del Cauca 10% y Santander 6,5%, además se convierten en las conexiones necesarias para impulsar los centros de exportación. Esta es la lógica del reparto de los recursos.

Con la construcción de importantes túneles por $15 billones se derrumban los obstáculos para las conexiones con el resto del país.

Actualmente se construyen en Antioquia 85 kilómetros de túneles más un paquete de obras viales 4G que agilizarán la salida y entrada a Medellín. Se abren paso túneles como “El Toyo”, de 10 kilómetros y $1,8 billones, que atraviesa de oriente a occidente. “El Túnel de la Quiebra” con 9,75 kilómetros en los que se invirtieron casi $2 billones en 4 años de construcción. También el Túnel de Oriente con 9 kilómetros y dos túneles de Occidente con 10 kilómetros.

En Antioquia quedará 74% de los kilómetros de los túneles que se construyen en Colombia, y es un avance espectacular en la cultura constructiva de nuestro país.

También se construyen otros en el Valle del Cauca como el del Lobo Guerrero con 5,4 kilómetros y también el esperado Túnel de la Línea entre Tolima y Quindío con 8,6 kilómetros.

Aplaudimos las grandes obras estratégicas de Santander: Hidrosogamoso que producirá el 10% de la energía del país con una inversión de $4 billones, la ampliación de la Planta de Refinación de Petróleo, y sus dos proyectos viales estrellas: Ruta del Cacao que conectará en 150 kilómetros a Bucaramanga con Barrancabermeja con túneles, viaductos y puentes que suman una inversión de casi $3 billones y la nueva concesión autovía Bucaramanga - Pamplona con 133 kilómetros, por $1,4 billones.

Santander se ha concentrado en turismo y minería para su futuro desarrollo económico. El primero con apuestas como el Parque Mundial del Cacao en San Vicente de Chucurí, el Parque de la Libertad, el Acuaparque de Barbosa, el Parque Lineal de Oiba, el Malecón de San Gil, el Centro de Alto Rendimiento del Toná y La Ruta del Agua en Soto Norte.

Impulsa un ambicioso proyecto minero denominado Soto Norte ubicado en el municipio de California a 51 kilómetros de Bucaramanga. Todo esto denota una gran fortaleza económica.

Contrastan todos estos logros con la lenta definición de los grandes macroproyectos de infraestructura para la Región Caribe. Tenemos que impulsar los que tengan visión macroeconómica como el Tren Regional del Caribe, que uniría a todas las capitales. En este momento no hay definición en los cierres financieros.

Lo más importante es comparar los evidentes avances de Antioquia, Santander, Valle del Cauca y la necesidad de agilizar los macroproyectos del Caribe para que haya equidad en el desarrollo económico y social del país, con un gran paquete también de vías, viaductos ambientales y de puentes sobre el río Magdalena que tanto necesitamos.