Analistas

Bobbio: democracia procesal

Una concepción brillante de la democracia es la que formula en sus escritos Norberto Bobbio. Es concebida como un proceso en el que se establecen reglas en la que prevalece la razón y el derecho, en las que se hace posible la existencia de un gobierno en paz y para la paz.

Bobbio tiene a la democracia como el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, tal como lo formuló Abraham Lincoln en su célebre discurso en Gettysburg, en 1863. Parte de esa idea y la enriquece con su concepción de pueblo que, a su criterio, no es un reducido y limitado número de individuos dotados de libertad política, sino que desde la perspectiva de los derechos humanos, todos los mayores de edad poseen esta libertad.

Es todo el pueblo, sin exclusión y en condiciones de igualdad, el que elige un gobierno en paz para que gobierne sus intereses y no el de minorías; excepto, en casos de discriminaciones para corregir injusticias. Esta es la idea central de Bobbio y tal conceptualización está cargada de procedimientos y el cumplimiento de reglas formales que contienen valores políticos. Forma y esencia es la democracia.

Para Bobbio es el reino de la razón en contra de la voluntad de los déspotas, es la alternación en el poder político sin ventajas para unos y desventajas para otros.

En la página 110 de su autobiografía dice: “Más adelante me acerqué a la concepción procedimental de la democracia, inspirada sobre todo en Kelsen, según la cual lo que caracteriza la democracia son las reglas que consienten la libre y pacífica convivencia de los individuos en una sociedad. Para aquella época veía aún la democracia como la forma de gobierno que permite mejor que otra el desarrollo autónomo de la persona”.

Su vital compromiso por la democracia en América Latina quedó registrado en una pancarta el 29 de abril de 1987 en la Universidad de Valparaíso (Chile) que decía: “Bienvenido Sr. Bobbio, los que luchamos por la democracia y la libertad lo saludan”. Eran los aciagos tiempos de la dictadura de Pinochet.

En 1987 visitó Colombia. En Bogotá dictó una conferencia titulada “Democracia y Europa”. Este texto contiene las reglas y valores que rigen la democracia e identifica si existe o no esta forma de gobierno. Las sintetizó, así:

“1) Todos los ciudadanos que hayan alcanzado la mayoría de edad, sin distinción de raza, religión, condición económica y sexo deben disfrutar de derechos políticos, es decir, cada uno debe disfrutar del derecho de expresar la propia opinión y de elegir a quien la exprese por él; 2) el voto de todo ciudadano debe tener el mismo peso; 3) debe existir libertad para votar según la propia opinión y condiciones de libertad y alternativas partidarias diversas y alternativas; 4) Debe existir libre competición; 5) debe prevalecer la regla de la mayoría numérica, en la que cada voto tenga el mismo peso; 6) ninguna decisión tomada por la mayoría debe limitar los derechos de la minoría, particularmente el derecho de convertirse en mayoría”.

En otros escritos explicó los valores políticos y jurídicos que tiene la democracia. Entre estos valores tenemos los derechos humanos, la seguridad jurídica, la paz, la justicia, el orden, tolerancia, pluralismo; entre otros. No obstante, lo que distingue la democracia, a juicio de Bobbio, son ante todo, las reglas de juego. La democracia es un procedimiento. Esta es la irrenunciable herencia que nos legó.