Analistas

Lo normal

GUARDAR

Estamos transitando en Colombia por un período curioso; resulta que lo que toda la vida nos parecía insólito se ha convertido en “lo normal”. Poco a poco nos han venido vendiendo que todo lo que está pasando en los más diversos frentes es normal y no es motivo de preocupación o acciones especiales.
Todo empezó cuando nos vendieron que la impunidad por delitos de lesa humanidad era “lo normal” en este tipo de procesos.

“Cómo quieren que se sometan si van a parar a la cárcel” era el argumento que seguía con que; lo normal en un proceso de esta naturaleza era la total impunidad. La verdad es que uno no se imagina a Nelson Mandela, quien asumió en Sur África el liderazgo de su proceso de paz y fue el candidato de la fuerza rebelde en la vida civil, con un prontuario de vejámenes como el de nuestro Timochenko.

El síndrome de lo normal paso rápidamente al ámbito distrital. Los dos grandes temas de la ciudad son la inseguridad y la emergencia sanitaria. La respuesta: es lo normal!!!. Es normal que al desmontar el esquema de basuras de la Alcaldía Petro se sucedieran este tipo fenómenos. Si eso es lo normal por qué no se tomaron las medidas con la debida anterioridad. Otro tanto con el tema de la seguridad.

Lo normal, le leía a un articulista, y lo han reiterado las autoridades, es que cuando hay un proceso de desmonte de una guerrilla crezca la delincuencia común. Yo creía que después de cinco años de negociaciones y proceso de postconflicto, los 6.000 o 7.000 militantes de las Farc estaría identificados y localizados y no delinquiendo en las vías de varias ciudades.

La tapa de lo normal son las declaraciones del Presidente Santos esta semana que pasó respecto al derrumbe del puente de Chirajara en la vía al Llano. En visita al sitio nuestro ilustre presidente dijo: “este tipo de incidentes es normal en emprendimientos de infraestructura de magnitud…..”.

Es normal según nuestro mandatario que fallen los diseños, y que a causa de una enorme irresponsabilidad del concesionario hayan muerto varios trabajadores y la región del Llano este sufriendo incomunicación de la magnitud que se registró la semana pasada…Es lo normal!!!.

Para el ministro de Hacienda, que, como correctamente lo anotaba el Gerente del Banco de la República, se gastó los ahorros en la época de la bonanza, era normal que la economía se desacelerara con la caída del precio del petróleo. No había nada qué hacer…era lo normal.

Me imagino que para el ELN lo normal sean los actos terroristas, si vieron que esto le funcionó a las Farc. Lo normal es que un grupo terrorista haga atentados terroristas. ¿Por qué nos alarmamos?. Transitamos en la normalidad.

Lo que se esconde detrás de pretender que todo lo que nos sucede es normal es la desidia y la falta de previsión de parte de nuestras autoridades. Una cosa es que un fenómeno sea predecible y otro muy distinto es que sea normal. Era predecible que los sindicatos de Aguas de Bogotá provocaran un caos como el que provocaron; la tarea del alcalde era tomar las medidas preventivas.

Es predecible que un mal diseño resulte en un tragedia; la tarea de la interventoría era detectar esas anomalías y la de las autoridades señalar a los responsables, no justificarlos.

Es predecible que el precio de los commodities fluctúe; la función del Gobierno es adoptar políticas que amortigüen esas fluctuaciones. Es predecible que entre los alzados en armas existan asesinos y violadores, la función del Estado es que estos no queden cobijados con perdones.
No confundamos lo predecible con lo normal!!

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés