Analistas

Formalización y apoyo a los emprendedores

Los colombianos tenemos que aprovechar el buen momento que vive el ecosistema emprendedor en nuestro país para dinamizar proyectos de I+D+i que vienen in crescendo en los últimos años. Cada año vemos cómo entidades nacionales e internacionales apoyan este sector de la economía; desarrollando mejores iniciativas enfocadas en atraer a potenciales emprendedores e inversores de capital de riesgo con casos de éxito regionales.

South Summit Alianza del Pacífico fue el encuentro del ecosistema más importante donde se unieron varios factores positivos entre lo académico y lo empresarial en el marco del Héroes Fest 2017 para dar a conocer a las mejores startups procedentes de Colombia, Chile, México y Perú. Según cifras destacadas por Beatriz González, fundadora y directora de Seaya Ventures de España, el sector representa un 0,01% del PIB en la región.

Teniendo esto en cuenta, en poco más de cuatro años, he visto desde mi análisis cómo distintos emprendedores, aceleradoras, redes de inversionistas privados, instituciones académicas de prestigio, al igual que fondos de capital de riesgo han logrado trabajar de manera colaborativa para crear oportunidades y conectar ecosistemas con mayor crecimiento.

Hemos logrado adquirir nuevos conocimientos, una economía digital más robusta y mejores prácticas de competitividad internacional donde se dan a conocer alternativas a la vanguardia de la innovación. Dicho esto, somos una sociedad que todavía no aplaude a los emprendedores jóvenes cuando deciden formar empresa. Se requiere extrema disciplina, pensamiento experimental y la capacidad de superar grandes desafíos en las primeras etapas de inversión. En todos los sectores económicos aparecen nuevas startups y oportunidades para emprender y también para invertir. Pero quizá una crítica constructiva es no acelerar proyectos de alta tecnología y recurrir sus esfuerzos en el creciente mercado denominado entrega de la última milla como elemento diferencial.

Pongo en conocimiento el caso de la startup Cabify de España. Con una financiación inicial de US$$3 millones, hoy en día puede llegar a tener una valoración superior a los US$320 millones convirtiéndose en el primer unicornio de España por su valoración.

También cabe destacar OurCrowd la plataforma líder de crowdfunding para invertir en startups globales. Según David Joel, director para Iberia, la plataforma cuenta con 5.000 inversionistas acreditados activos que han invertido unos US$500 millones en 130 startups, con 18 salidas exitosas, y 110 empresas en su portafolio actual. Israel ha logrado por medio del uso de alta tecnología que alguna vez fue de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), transferir ese conocimiento a otras industrias, creando oportunidades en nuevos campos.

Por lo que hoy a pesar de ser un país con un poco más de 8 millones de habitantes, tienen la capacidad de invertir en tecnología de big data, tecnología cibernética, Fintech, y tecnología agrícola. De manera que existen oportunidades para emprender y también para invertir. Colombia es uno de los cuatro países de la Alianza del Pacífico que podría aprovechar su mercado interno y la transferencia del conocimiento para impulsar y desarrollar nuevas empresas en salud digital, inteligencia artificial, y movilidad entre otros sectores de alto impacto con oportunidades en nuevos mercados para startups locales y sus emprendedores.