Analistas

¿Qué le espera a latinoamérica en 2013?

Este 2012 que ya casi termina no fue un buen año para la región latinoamericana. Con contadas excepciones, como lo son México, Perú y Panamá, virtualmente todos los países de la región van a crecer en el 2012 menos de lo que los analistas estimábamos a principios de año. En términos agregados, en Bulltick hoy en día esperamos que la región crezca un 3.3%  durante el 2012 en comparación con el año anterior, mucho menos de lo que estimábamos al principio del año (3.8% año/año).

Que hay detrás del hecho de que la región no se hubiera comportado como estimábamos al principio del año? La razón es triple. Primero, la economía de Europa se va a contraer mucho más de lo esperado en el 2012 (0.4%  según la última versión del WEO del FMI), comparado con el crecimiento de 0.5% año/año que esperábamos ver en Bulltick. La razón detrás del descalabro de Europa durante el 2012 está atada al franco deterioro que sufrió la economía de España, función del círculo vicioso que genera la sofisticación financiera, un círculo que implica que los problemas bancarios afectan inmediatamente la estabilidad económica, pues el crédito de la economía colapsa.

La segunda razón está atada a los Estados Unidos. Hoy estimamos que este país va a crecer 1.8% en el 2012, no 2.4% como pensábamos al principio del año. La economía de Estados Unidos ha seguido sufriendo de un nivel de incertidumbre fiscal y económica muy alto, hecho que no ha permitido que la economía genere los 2.5 millones de nuevos empleos anualizados que esperábamos ver, y en cambio ha mantenido la tasa anualizada de generación de nuevos empleos cercana a 1.4 millones.

La tercera razón detrás del relativamente mal año de Latinoamérica está atada a China. La economía del gigante asiático ha visto un aterrizaje material. China no está en riesgo de entrar en un aterrizaje forzoso, pero lo cierto si es que la economía del gigante asiático si terminó desacelerándose mucho más de lo que esperábamos en Bulltick. Nuestro estimado al inicio del año era que China iba a crecer un 9%, después de haber crecido un 9.2% en el 2011. La información más reciente del FMI indica que el “staff” de esa institución ve a esa economía creciendo solo un 7.8% este año. Continuamos creyendo que la economía de China va a crecer un 8% en el 2012, pues vemos a ésta creciendo un 8.4% año/año en el cuarto trimestre del 2012. Igual la evidencia es clara en mostrar que la economía del gigante asiático está hoy creciendo menos vertiginosamente comparado con el pasado reciente.

La buena noticia es que el 2013 pareciera ser un año en el cual el mundo tendrá que lidiar con menos problemas. Como he advertido en columnas anteriores, soy un convencido de que por “más loca que esté, la gente no masca vidrio”, por lo tanto, es apenas lógico seguir pronosticando que Ángela Merkel no va a tomar una decisión que pueda generar el acabose total de la zona Euro. Por el lado de los Estados Unidos, es claro que el sector inmobiliario está en franca recuperación, a pesar de las dificultades (pues la gente necesita vivir debajo de algún techo, y ya no hay casi inventario). Y por el lado de China, los indicadores líderes, como el crecimiento del M2, muestran una importante aceleración. Los números revelan que este agregado monetario ha pasado de crecer un 12.4% en enero del 2012 a crecer al 14.8% en septiembre del 2012. Por último, Mario Draghi y Ben Bernanke le continuarán proporcionando a la economía mundial toda la medicina monetaria que se necesite para evitar que ésta desfallezca.  

Nos guste o no, el mundo de hoy es una comunidad, donde todo le afecta a todos. Los sucesos de Europa infieren en la economía de México, y los eventos de México afectan a Colombia. Pero como acabo de argumentar, las indicaciones son que el 2013 va a ser mejor. No se sorprendan si Latam llega a mostrar un crecimiento superior al 4% año/año en el 2013, y si sus respectivas bolsas de valores rinden un 20% adicional.