Analistas

Otra MUY Interesante semana en Twitter

GUARDAR

Lo he dicho cientos de veces y lo repito. Pienso que Twitter es el mejor barómetro de la sociedad, nos da la capacidad de analizar hacia donde está girando el péndulo ideológico, y nos da espacio para entender lo graves que son los prejuicios humanos; y también nos da espacio para ver qué tan efímeras pueden ser las cosas en este mundo tan dinámico y peligroso. Un par de comentarios sobre esta muy intensa semana:

1. Me sigue pareciendo increíble la respuesta que le dio el candidato republicano Ben Carson a un periodista de EE.UU. ante una pregunta sobre la situación geopolítica internacional. Es innegable que Ben Carson es un tipo brillante, pues uno no llega a ser neurocirujano en EE.UU. siendo un mediocre.

Pero de ahí a defender el siguiente comentario que le hizo el candidato al entrevistador, “siento que cada día entiendo más sobre geopolítica”, hay mucho trecho. ¡Uno no llega a la presidencia del país más poderoso del mundo a aprender sobre geopolítica! Uno llega aprendido! Se imaginan como Vladimir Putin se aprovecharía del Dr. Carson, si este personaje llega a ser presidente de EE.UU.? Insisto: es impresionante como los republicanos están cavando su propia tumba al presentar candidatos tan deficientes como Trump o Carson.

2. A todo el mundo con el que he conversado al respecto le pareció lo máximo que este, hoy famoso, pianista francés se hubiera ido a tocar “Imagine” en frente del epicentro al día siguiente de la tragedia de París. Leí muchos comentarios sobre como efectivamente podemos ser un mundo mejor si nos entendemos, etc., etc., como el amor lo puede todo y toda esa cantidad de sandeces. Me perdonará o no el lector, pero o en este mundo dejamos de andar con esa tara genética de pensar que todo el mundo es bueno, o nos va a llevar el que nos trajo. También le escuché a otros “líderes de opinión” de Colombia, que era muy importante que entendiéramos que siempre es bueno buscar el dialogo con el enemigo, y que este caso no puede ser diferente. El impresentable de Petro aprovechó para culpar al “imperialismo” de la tragedia de París. A ver, señores. ¿Qué quieren que “dialoguemos” con el Estado Islámico? ¿Qué ahora solo podrán apedrear a una mujer que mira a un hombre que no es su esposo con 50 piedras y ya no con 200? ¿Qué solo se pueden asesinar 100 niños inocentes y no 200, porque se niegan a inmolarse en el nombre de Alá? Con el Estado Islámico no hay paz ni negociación posible. A esos desgraciados toca acabarlos de una vez por todas, porque esos maniáticos religiosos NO pueden tener cabida en el mundo moderno.

3. Sinceramente me parece que la cosa del plebiscito para la paz con umbral bajísimo ya cruzó la barrera de ridiculez, ya lo que produce es pena ajena.

Lo digo en serio. Ver, por ejemplo, a personas como Ramiro Bejarano, que después de haber manejado el DAS de Ernesto Samper no debería tener autoridad moral ni para pontificar en una junta de edificio sobre el servicio de celaduría, se lanza a piedra venteada a descalificar a los que pedimos que se respete la constitución, es realmente alucinante. Lo mismo el señor Cristo, el alfil del elefante del 8000, diciendo en radio que “la gente no entiende bien, entonces no podemos ir a referendo”. ¡Es que ni el más fascista de Colombia se atrevería a decir semejante cosa! Igual ya el daño está hecho. La vanidad de Santos está poniendo a Colombia en riesgo.

Ojalá los colombianos elijamos bien a nuestros líder en el 2018.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés