.
ALTA GERENCIA Yo estudio en Harvard sin pagar un euro
viernes, 30 de mayo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Los 'Massive Open Online Courses', es decir, los MOOC, se han colado en los ambientes universitarios de todo el mundo. Ofrecen una modalidad de educación online y gratuita bajo el paraguas de grandes firmas de la enseñanza como Harvard, Stanford o el Massachusetts Institute of Technology (MIT), entre otros muchos.

Son varias las plataformas con las que puedes acceder a un curso de este estilo: Coursera, Udacity, edX, Khan Academy, Udemy, Codecademy, Lynda.com, SkilledUp, Academy Earth, Saylor.org, Canvas Network y MiriadaX, entre otros. Su lema es que estos programas se ponen a disposición del público for anyone, anywhere, anytime.

Y así debe ser porque estos programas formativos se caracterizan por ser abiertos para todo el que esté interesado; online; dirigido a un número de posibles matriculados, en principio, ilimitado; y ser un curso, es decir, que tengan una estructura adaptada al aprendizaje.

Hasta hace alrededor de un año no existían los Mooc en español. Pero las universidades y entidades formativas patrias se han dado cuenta de la importancia de ofrecer educación de calidad y gratuita para mejorar la profesionalidad de aquellos que se lanzan a cursarlos.

Han pasado ya 15 años desde que el MIT diera a luz su proyecto OpenCourseWare, y seis desde que naciera el primer curso en línea que recibió el calificativo Mooc, el curso 'Connectivism and Connective Knowledge' organizado por George Siemens y Stephen Downes en la University of Manitoba (Canadá). A este curso se apuntaron, en su día, 2.300 estudiantes de diferentes partes del mundo y el entorno educativo se dio cuenta de la importancia de estos programas. Pero, ¿cuántos hay y cómo accedo a ellos?

Principalmente son dos los tipos de Mooc con los que te puedes encontrar: los conectivistas y los comerciales. Los primeros son los que mantienen la filosofía con la que nació este movimiento y ponen el énfasis en la creación del conocimiento por parte de la interacción entre los alumnos, la creatividad y la autonomía. Los segundos son más recientes y defienden una forma de educar de carácter más tradicional.

Si quieres comparar entre unos y otros dispones de plataformas como Course Talk, Knollop, Course Buffet y Class Central.

Cualquiera que esté interesado en este tipo de formación de carácter gratuito debe saber que puede acceder a estos cursos desde cualquier dispositivo, las 24 horas del día y desde cualquier lugar del planeta. Y si estás pensando en hacerte un MOOC y no sabes dónde encontrarlo, navega un poco por la Red. La Unión Europea también ha puesto en marcha el sitio Open Education Europa que incluye una lista con estos cursos gratuitos.

En cualquier caso, comenzar un Mooc no te garantiza terminarlo. Uno de sus inconvenientes es la alta tasa de abandono. Y es que cuando algo es gratuito y se hace a ratos libres es bastante sensible a dejarse a medias. No obstante, esto no acaba más que empezar. Seguro que la sociedad académica le dará más vueltas a este modelo disruptivo que está apoyando a muchos estudiantes y profesionales que se resisten a conformarse con lo que hay y quieren seguir avanzando en su carrera.