.
REINO UNIDO

Trabajadores que planean renunciar deberán competir con la IA por nuevos empleos

martes, 27 de junio de 2023

Un estudio de PwC dijo que buena parte de trabajadores se verán afectados negativamente por la IA y la automatización laboral

Bloomberg

Las tasas de renuncia cayeron a niveles de 2019 en abril tras la rotación masiva de la Gran Dimisión, pero los datos de PwC muestran que el deseo de renunciar no ha desaparecido del todo.

El estudio revela que más de uno de cada cuatro (26%) trabajadores de oficina está pensando en cambiar de trabajo en los próximos 12 meses, frente a 19% de hace un año. El estudio, en el que se preguntó a 54.000 trabajadores de 46 países y territorios sobre sus actitudes hacia la inteligencia artificial y el cambio económico, también identificó una "brecha de especialización" que, si no se aborda, podría dejar a los trabajadores que carecen de formación avanzada especialmente vulnerables al desempleo y a las dificultades económicas.

Este grupo está sintiendo el peso de las presiones financieras provocadas por las tasas de inflación y una economía inestable, y la proporción de trabajadores que afirman que les sobra dinero a final de mes ha descendido en 38% este año, frente al 47% en 2022. Casi uno de cada cinco encuestados declaró haber aceptado un segundo empleo para complementar sus ingresos, a menudo por necesidad más que por el deseo de aprender nuevas habilidades.

"Me sorprendió mucho que tanta gente tuviera un segundo trabajo", afirmó Bhushan Sethi, socio de Strategy&, la consultora estratégica de PwC. Aunque los trabajadores con dificultades estaban representados en la mayoría de las categorías demográficas, la carga económica era la "más acuciante para las minorías", afirmó.

Los oficinistas insatisfechos que tengan previsto dejar su empleo el año que viene competirán probablemente con la inteligencia artificial en la búsqueda de otro puesto, por lo que es fundamental aprender nuevas habilidades ahora.

Los trabajadores que afrontan el estrés financiero en el presente también están llamados a ser los perdedores de las oleadas de IA y automatización en un futuro próximo. Sólo 15% de los empleados sin formación especializada coinciden en que la naturaleza de su función cambiará significativamente en los próximos cinco años, frente a más de la mitad (51%) de los trabajadores con conocimientos especializados. Esta disparidad no hace sino ampliar la brecha de la especialización, ya que disuade a los futuros solicitantes de empleo de adquirir las competencias que les permitirán seguir siendo eficaces en sus funciones o conseguir otras nuevas.

Los directivos de las empresas también deben prepararse a sí mismos y a su plantilla para el futuro. Un tercio de los empleados cree que su empresa no será económicamente viable dentro de diez años si mantiene el rumbo actual, lo que coincide con el 39% de los directores ejecutivos que respondieron de forma similar a principios de este año a la Encuesta mundial de directores ejecutivos de PwC. Los líderes deben reorganizarse para elevar a sus empleados, ya sea aumentando los salarios o proporcionando formación para fortalecer las habilidades que la IA no puede replicar.

"Si tenemos dos conjuntos de trabajadores que están teniendo experiencias totalmente diferentes en una empresa, los líderes deben asegurarse de traer a todos y explicar cómo dan oportunidades a todos", dijo Sethi.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA