Objetivos apuntan a aumentar la proporción de mujeres en el banco a un rango comprendido entre 40% y 51% para ese entonces

Bloomberg

El Banco Central Europeo está renovando las metas de género para aumentar la presencia de las mujeres en la autoridad monetaria.

El nuevo objetivo es ocupar “al menos la mitad de los cargos nuevos y abiertos con mujeres en todos los niveles”, dijo el BCE el jueves, con una estrategia que cubre el período hasta 2026, dentro del mandato de la presidenta, Christine Lagarde. Los objetivos apuntan a aumentar la proporción de mujeres en el banco a un rango comprendido entre 40% y 51% para ese entonces.

“Queremos que el equilibrio de género sea la norma ahora en lugar de una revolución que se luche después”, dijo Lagarde.

El BCE publicará evaluaciones provisionales en 2022 y 2024. Los empleados que no deseen declararse como hombres o mujeres no serán incluidos en las estadísticas.

Un informe anual publicado a principios de este mes reveló que la institución no había logrado su objetivo en el número de mujeres que ocupaban puestos directivos a fines del año pasado, aunque alcanzó la meta en la alta dirección. El banco central estableció esos objetivos en 2013 para tratar de borrar la impresión de que está dirigido por hombres.

Los nuevos objetivos van más allá de los cargos directivos, incluyendo varios niveles inferiores en la escala salarial del BCE. Comentó que los objetivos van acompañados de otras medidas para apoyar la diversidad de género. Por ejemplo, el año pasado el BCE lanzó una beca para mujeres que estudian economía.