Se debe tener en cuenta que aunque no este expuesto a la luz solar, las radiaciones que emiten las luces afectan a la piel

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabajan, además genera daños tanto internos como externos, uno de los órganos que más sufre con el estrés laboral y las herramientas de una oficina como el computador, luces, sillas, entre otros, es la piel.

En primer lugar, se debe tener en cuenta que aunque no este expuesto a la luz solar, las radiaciones que emiten las luces, reflectores o hasta el sola que se filtra por ventanas y puertas puede afectar la piel que está expuesta, por ello una de las recomendaciones de los expertos es aplicar protector solar cada cuatro horas, en la cara, cuello y manos.

Hidratar la piel, también es importante durante la jornada laboral, no solo el rostro sino también las manos y dedos, los cuales están en constante contacto con teclado, cuadernos y otras herramientas, que pueden generar resequedad en la piel.

LOS CONTRASTES

  • Luisa Fernanda GalindoMédica Dermatóloga

    “El cuidado de piel en la oficina empieza desde casa, antes de salir debe aplicar hidratante y protector solar. Este último se reaplica cada cuatro horas para protegernos de la luz”.

Además, estas zonas del cuerpo deben ser hidratadas para evitar la aparición de infecciones y eczemas, o más conocida como dermatitis.

Adicional a la hidratación personal, la dermatóloga Luisa Fernanda Galindo, recomienda humidificar el ambiente para un menor riesgo de enfermedades en la piel.

Adquirir una rutina de limpieza facial al llegar de la oficina, también hace parte de las recomendaciones, tanto en la mañana como en la noche, es otra de las recomendaciones que dan los expertos. Los expertos aseguran que limpiar la piel después de un largo día de trabajo ayudará a que su rostro, por ejemplo, descanse y se recupere de las impurezas que son recogidas a lo largo del día.

Utilizar un jabón especial para cada tipo de piel, en las mañanas y en las noches, es una de las recomendaciones de los expertos en la piel.

Además de estos pasos que debe seguir en su rutina diaria, las recomendaciones de los expertos no descartan comer bien, pues este es un hábito que debe estar presente en todas las personas. Como snack puede comer frutas ricas en vitamina c, en vez de alimentos procesados. Además deberá tener una rutina de sueño de mínimo siete horas, que ayudará al descanso del cuerpo y la piel.