.
RESPONSABILIDAD SOCIAL

Unilever se transforma para no producir residuos

miércoles, 28 de noviembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Medina

La nueva planta de detergentes que Unilever construirá en Valle del Cauca será la primera bajo parámetros ambientales que la multinacional hará en el país.

Con una inversión de US$86 millones la firma planea reducir su producción de residuos y potenciar a los productores de materias primas colombianos, para disminuir los traslados de suministros y así eliminar su huella de carbono.

En diálogo con LR, Harald Emberguer, vicepresidente de la cadena de suministro de Unilever, habló de Colombia como un mercado clave para el plan de expansión de la compañía y sus políticas de sostenibilidad.

Su misión en Colombia es optimizar la cadena de suministro de Unilever en el ámbito local. ¿Cómo lograrlo?
Efectivamente hemos notado que Colombia es uno de esos lugares estratégicos que tenemos en el mundo para crecer rápidamente. Hace parte de nuestra estrategia para ganar mayor liderazgo en el mercado en la región y para optimizar nuestras cadenas de abastecimiento a nivel local. Lo que tenemos que encontrar son las mejores formas de inversión para apoyar el crecimiento, la política es que en estos mercados que están creciendo rápidamente en consumo se debe diseñar la mayor parte del proceso desde lo local, aprovechando los recursos y proveedores para optimizar la cadena de abastecimiento.

¿Eso beneficiaría a los productores de materias primas locales?
Claro. Colombia es un mercado relevante y aunque el 74% de las materias primas de nuestros productos son colombianas, también nos apoyamos en fabricantes de Costa Rica, México, Ecuador y Argentina con productos alimenticios. La clave de Unilever es que está presente en todo el proceso de producción. Nosotros creemos que esta cadena hace parte de nuestro núcleo de capacidades, así que siempre hemos creído que debemos estar presentes en cada paso que se requiere para hacer nuestros productos, no solo de alta calidad, sino con parámetros sostenibles.

Cuéntenos de los planes “verdes” que se tienen para la nueva planta en Valle del Cauca.

Es una fabrica de detergentes donde combinaremos las mejores capacidades que tenemos para la cadena de abastecimiento y que estará profundamente vinculada con la producción local, lo que la hará más ágil y mejorará su capacidad de respuesta. Estará involucrada en nuestro plan de sostenibilidad, usaremos tecnología moderna para reducir nuestro impacto ambiental y el consumo de energía y agua por lo menos en 15%.

¿Copiarán este modelo en otras plantas del país?
Será el primer modelo verde en Colombia y el tercero en América latina después de México y Brasil. Es única por su integración con el negocio local. Tampoco será el último en la región. A nivel global tenemos 100 plantas verdes que han demostrado que reduciendo estos consumos la rentabilidad es más alta a pesar de que la inversión en la construcción de la fábrica sí tiene un costo superior. El plan es que toda planta nueva que abramos o modifiquemos en Colombia siga estos parámetros verdes de cero residuos, que serán o reciclados o rehusados. La meta es que todas nuestras plantas en Suramérica alcancen ese estándar para finales del próximo año. La siguiente será en Argentina y aplicar el estándar en una planta de alimentos también en Cali.

¿Cómo aplicar ese modelo sostenible desde la obtención de la materia prima hasta el producto final?
Algo que realmente encuentro atractivo en Unilever es que seguimos nuestro plan de sostenibilidad al pie de la letra. Queremos duplicar nuestras ventas reduciendo a la mitad nuestro impacto en el medio ambiente, y obviamente la cadena de suministro es protagonista en el alcance de esta meta. Lo hemos abordado teniendo en cuenta dos elementos: estamos cuidando la obtención de materias primas certificadas como la palma de aceite y los materiales de empaque como cartón y plásticos y estamos transformando nuestras plantas para tener cero impacto ambiental en donde estemos basados.

¿Cuáles son los planes que tiene Unilever para reducir su huella de carbono?
La clave, nuevamente, está en la cadena de suministro y en las estrategias locales. Las emisiones de CO2 pueden reducirse si examinando ese proceso de punta a punta podemos acercar a quien produce la materia prima y a quien la transforma. En el caso de las plantas en Valle del Cauca, por ejemplo, el centro de producción estará muy cerca al centro de distribución, lo que minimiza el traslado de los productos por tierra y reduce la emisión de gases contaminantes de transporte.

La opinión

Juan Carlos Parada
Viccepresidente de cadena de suministros de Unilever Colombia

“Tenemos gran interés en vincular cada vez más a proveedores locales para reducir las distancias en traslados de nuestros productos y contribuir al desarrollo del país”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA