.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Topellantas, estibas y sillas, entre los bienes hechos con tecnología reciclada
miércoles, 14 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Pasan los años y las empresas buscan ser sostenibles y amigables con el medio ambiente siguiendo sus políticas de Responsabilidad Social. En esa medida, un vehículo para lograr ese objetivo es el de consumir productos reciclados que se hayan provisto a partir de sus desechos tecnológicos.

Topellantas para parqueaderos, sillas, estibas y hasta módulos que se usa en actividades agrícola se pueden producir al procesar los residuos eléctricos y electrónicos que dejan las empresas.

Según José Rivera, director de tecnología de la compañía Ecomodulares que trabaja solo con la fabricación de artículos de plástico reciclado, al consumir uno de estos bienes se está ahorrando el impacto de 2,4 kilos de gas de carbono que produce la creación de un producto de plástico virgen.

Además, se lucha con la contaminación que produce este material, puesto que en descomponerse puede tardar hasta un siglo, razón por la cual resulta mucho más conveniente reciclarlo.

Algunas de las formas para tratar esto se realiza a través de procesos de molido, aglutinado y paletizado con los que se hacen los muebles y otros productos terminados.

Para obligar a que las compañías reciclen estos productos electrónicos, como computadores, electrodomésticos y otras redes de infraestructura, el Congreso de La República creó la ley 1672 de 2013 en donde se establece una política pública de gestión integral de estos residuos.

Esta directriz es gestionada y establecida según el Ministerio de Ambiente y atañe a las personas naturales y jurídicas que importen, produzcan, comercialicen y consuman estos aparatos en sus oficios.

Para Natali Lora Reyes, analista de gestión de Tradepro e-scrap, firma que se encarga de recolectar estos materiales, las empresas deben reciclar estos productos porque tiene sustancias como el plomo y el mercurio que si llegan a rellenos sanitarios, terminarán adhiriéndose a los tejidos grasos del cuerpo y también al agua.

En esa medida, existen cinco pasos que las compañías y personas naturales deben seguir fortaleciendo su política de RSE: 1. Reunir en un depósito los equipos eléctricos que haya desechado, por un lapso máximo de un año según la ley. 2. Contactar una compañía que tenga licencia para tratar estos residuos según el Minambiente. 3. Empacar y rotular los artefactos para su transporte aislado. 4. Las firmas receptoras deben extraer materiales como plástico oro y cobre de los artículos. 5. Recibir un certificado que avale el reciclaje.

Cabe recordar que el reciclaje de estos aparatos se desarrolla en el país de forma manual, utilizando algunas herramientas o equipos mecánicos para separar el tipo de componentes, entre los que fuera del plástico, también están metales ferrosos, no ferrosos y tarjetas de circuito.

El plástico se trabaja en Colombia, pero por ejemplo los metales ferrosos se envían a siderúrgicas para obtener hierro y sus aleaciones. También se pueden producir bisutería joyas a raíz de la extracción de metales preciosos de las tarjetas de los computadores.

Javier Chía, gerente comercial y cofundador de Ecomodulares resaltó que la compañía está creciendo y la empresa en 2014 llegó a transformas hasta 20 toneladas de polietileno, con lo que se produjeron topellantas y sillas.

“En nuestra labor hemos comercializado más de 10.000 topellantas, lo que representa siete toneladas de residuos de plásticos transformados”, resaltó Chía.

María Bautista, directora de mercadeo de la firma Co2Cero que trabaja con las empresas ayudándoles a reducir su huella de carbono y trabajar con los departamentos de sostenibilidad de las firmas, resaltó que el consumo responsable de estos productos es una alternativa para la reducción de los gases de efecto invernadero. Es por esto que las firmas compradores y consumidores contribuyen al ambiente.

Aparatos tienen calificación europea
En el país, aunque el Ministerio de Ambiente y la ley dispusieron que las personas naturales y jurídicas que importen, produzcan, vendan y consuman aparatos electrónicos y eléctricos deben reciclarlos, no existe una categorización propia sino de región según directrices de la Unión Europea. En esa medida la calificación se desarrolla así: grandes y pequeños electrodomésticos; equipos de telecomunicaciones; aparatos electrónicos de consumo, y médicos; herramientas eléctricas; juguetes, e instrumentos de vigilancia.

Las opiniones

Javier Chía
Director comercial de Ecomodulares
“Al comprar los productos que producimos que sonde material reciclado, las empresas también apoyan familias de recicladores”.

María Camila Bautista
Directora de mercadeo de Co2cero
“Con el consumo de estos artículos reciclados, se reduce la generación de impactos ambientales negativos mayores”.

Natali Lora Reyes
Analista de gestión de Tradepro E-scrap
“Las tarjetas de circuito son enviadas para su recuperación y aprovechamiento en refinerías de metales preciosos, ubicadas en Europa”.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Industria 28/07/2021 Juan Pablo Socarrás vinculó a más de 67 mujeres en su nueva colección 'Magdalena'

El diseñador colombiano también usó textiles realizados con PET reciclado y destacó que la meta es hacer de los desechos lujo

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL