El Ranking PAR Latam 2020 de Aequales develó que de las empresas en Colombia solo 47% cuenta con política de equidad y 37% posee un plan de trabajo anual en el tema

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

El papel de las mujeres es cada vez más relevante en los cargos altos de las empresas, pero aún hay mucho trabajo para tener equidad de género, pues el Ranking PAR Latam 2020 develó que en la región solo 26,5% de las mujeres ocupa puestos en juntas directivas y 23,9% son CEO.

El estudio realizado por Aequales, también mostró que 51,9% de las empresas en América Latina tiene una política de equidad de género que reafirma su compromiso por trabajar formalmente en el tema, pero de estas solo 40,1% posee un plan de trabajo anual para ejecutar una estrategia de género, con indicadores y actividades específicas.

En Colombia, las cifras se contraen un poco, pues se encontró que 47% de las compañías cuenta con una política de equidad y 37% tiene un plan de trabajo anual.

María Paulina del Castillo, COO y socia de Aequales, afirmó que “estamos viendo que la equidad de género se está convirtiendo en un asunto clave en la cultura organizacional de muchas empresas”, y agregó que “este ya no es considerado como un valor adicional, sino como un estándar que debe estar integrado e interiorizado en cada uno de los niveles de las compañías”.

LOS CONTRASTES

  • María Paulina del CastilloCOO y socia de Aequales

    “Estamos viendo que la equidad de género se está convirtiendo en un asunto clave en la cultura organizacional. Ya no es un valor adicional, sino un estándar”.

  • Juan Manuel MogollónCountry Manager SAP Colombia y Ecuador

    “Contar con puntos de vista diferentes nos ayuda a ser más innovadores y competitivos, así como a sensibilizar y a promover una sociedad equitativa y con más oportunidades”.

A nivel mundial y regional se va por buen camino, por ello hay que resaltar iniciativas como el Club del 30%, una organización que busca aumentar la presencia de las mujeres en las juntas directivas de las empresas, liderada por Ann Cairns, quien además se desempeña como vicepresidenta ejecutiva de Mastercard a nivel global.

En cuanto a las compañías que fueron reconocidas en el ranking, que midió 910 organizaciones de todo el continente por sus prácticas de inclusión, diversidad y equidad, en América Latina resaltó la labor de las compañías en Colombia y Perú que se llevaron los 10 primeros puestos, con siete y tres empresas, respectivamente.

Konecta Perú lideró la medición, seguida por Diageo y Johnson & Jhonson de Colombia; siguiendo con los representantes nacionales, el cuarto puesto fue para Fiduciaria Colpatria, seguida por Pepsico y Scotiabank Colpatria.

A estas compañías le siguieron Dow Química y SAP, con sus operaciones en Colombia. El top 10, lo cerraron Crediscotia Financiera e Interbank, las dos de Perú.

Juan Manuel Mogollón, country manager de SAP para Colombia y Ecuador, resaltó que “contar con puntos de vista diferentes nos ayuda a impulsar a las organizaciones a ser más innovadoras y competitivas y sobre todo nos ayuda a sensibilizar y a promover sociedades más equitativas y con mejores oportunidades para todos. ¡Estamos convencidos de que tener una cultura diversa e inclusiva es clave para asegurar que cada perspectiva sea escuchada y cada voz cuente dentro de nuestra empresa!”.

En este ranking, también hubo espacio para las entidades públicas, siendo la Secretaría Distrital de Hacienda, la número uno. Esta fue seguida por Ecopetrol; el tercer puesto lo ocupó la Secretaría de Educación del Distrito, el cuarto fue para la Secretaria General de la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. y el quinto para el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público.

A los hallazgos del estudio también se le agrega que “el índice de equidad de género implica un incremento de 25% del retorno sobre activos”.

Además, las prácticas en gestión del talento humano a favor de la equidad de género tienen un impacto representativo sobre el desempeño financiero de la compañía y que tener 30% de mujeres en las juntas directivas implica más de 13% de retorno sobre los activos.