.
CONTENIDO PATROCINADO Punto Azul busca convertirse en el gremio de sostenibilidad más grande de la región
viernes, 30 de abril de 2021

Gracias al trabajo de la industria farmacéutica y de otros sectores, se han dispuesto de forma correcta más de 2 millones de kgs de residuos

Contenido patrocinado

Ser pioneros en Colombia en el desarrollo e implementación de una planta de alta tecnología para la segmentación y clasificación de residuos peligrosos y no peligrosos es una de las metas de la Corporación Punto Azul, uno de los más importantes gremios en temas de sostenibilidad en el país.

Con cerca de 500 afiliados, representados en 97% de la industria farmacéutica y en 25 sectores productivos de diferentes industrias, esta corporación sigue apuntando a tener impacto regional, así como busca reafirmar su compromiso con el cuidado de la salud y el bienestar de los colombianos.

La regionalización en Latinoamérica para implementar estrategias de posconsumo de medicamentos, así como superar las 1.000 empresas afiliadas a la corporación, son otras de las metas en el proceso de convertirse en el gremio de la sostenibilidad más grande y representativo a nivel nacional, según indicó el director ejecutivo de la Corporación Punto Azul, Jorge Enrique Trujillo.

Para la junta directiva, 2020 fue un año de “reinvención y conciencia”, donde reconocieron el esfuerzo, la adaptabilidad al cambio y el constante dinamismo, lo que permitió un crecimiento de 54% de ingresos de la Corporación, “evidenciando que la sostenibilidad es una importante apuesta del sector productivo”.

Industrias sociales y ambientalmente responsables

En sus 10 años de existencia como programa, la Corporación Punto Azul, entidad sin ánimo de lucro, ha logrado que la industria farmacéutica invierta más de $40.000 millones en la gestión adecuada de residuos de medicamentos.

“Vemos en la Corporación Punto Azul un aliado de primera línea en la lucha contra el crimen farmacéutico”, mencionó el General Gustavo Franco, de la Dirección de Gestión de Policía Fiscal y Aduanera (Polfa).

Esta inversión, indican, ha tenido impacto en los principios que rodean a la Corporación, como combatir el cambio climático, mitigar impactos ambientales, realizar una adecuada gestión de los recursos y aportar beneficios en temas de salud pública, buscando evitar al máximo el contrabando la adulteración y la falsificación de medicamentos.

“En Tecnoquímicas confiamos en la Corporación Punto Azul, y seguiremos apoyando esta iniciativa que nos consolida como una empresa y una industria social y ambientalmente responsable”, manifestó Emilio Sardi, vicepresidente ejecutivo de Tecnoquímicas y uno de los fundadores de Corporación Punto Azul.

Gracias al trabajo de la industria farmacéutica y de otros sectores, se han dispuesto de forma correcta más de 2 millones de kilogramos de residuos, evitando la contaminación de las fuentes hídricas, el aumento en los rellenos sanitarios, la falsificación, adulteración y el contrabando de medicamentos, suplementos, dispositivos médicos, entre otros.

Economía circular incluyente

Desde 2019 la Corporación Punto Azul hace una apuesta a la economía circular incluyente, abriendo un nuevo programa de gestión de empaques y envases, que a hoy representa más de 190 empresas de 25 sectores productivos en el país, no solo para dar cumplimiento a la Resolución 1407 de 2018, sino para ir más allá de una simple obligación normativa, comprometiéndose a lograr un aprovechamiento de 40% de los residuos de envases y empaques de sus afiliados para 2030.

“Tenemos la visión más ambiciosa para el 2030 en términos de Economía Circular”, mencionó Jorge Trujillo, director ejecutivo de la Corporación Punto Azul.

A través del Plan de Envases y Empaques, el objetivo será continuar generando impactos positivos al medio ambiente, donde ya se evidencian algunos logros importantes gracias a la experiencia y excelencia operacional de la Corporación.

El miembro de la junta directiva de la Corporación Punto Azul, Carlos Laguna destacó algunos de los avances del plan como la cobertura anticipada en el Archipiélago de San Andrés, Quibdó, Cúcuta y Yopal; el aprovechamiento de dos millones de toneladas de empaques y envases en apenas unos meses de operación de esta iniciativa; y alianzas que van a permitir el cumplimiento y apoyo a niños con cáncer, recolectores de oficio, personas en estado de vulnerabilidad, entre otras obras, que construyen tejido social.