.
AMBIENTE

Por su objetivo climático a 2030, Ikea debe arreglar el pegamento en sus fabricaciones

miércoles, 15 de febrero de 2023

Ayudar al medioambiente, propósito 2030, huella de carbono

Foto: Bloomberg, empresa de muebles Ikea

El adhesivo que Ikea utiliza para fabricar sus camas, sofás y demás productos representa actualmente el 5% de la huella de carbono

Bloomberg

El camino de Ikea hacia la consecución de sus objetivos climáticos para 2030 está pavimentado con las tácticas habituales, incluido el fomento del uso de energías renovables y la reducción de la huella climática de sus materiales. Pero entre esos retos hay un culpable inesperado de las emisiones de carbono: el pegamento que mantiene unidos algunos de los productos más populares del gigante de los muebles planos.

El adhesivo que Ikea utiliza para fabricar sus camas, sofás y demás productos representa actualmente el 5% de la huella de carbono total de la empresa, según su Informe de Sostenibilidad 2022, publicado el miércoles. "Avanzar hacia el uso de pegamentos de fuentes renovables es un factor clave para lograr nuestro objetivo climático general", afirma Ikea en el informe.

Pero "un gran reto con las colas de origen biológico sigue siendo que no todas son compatibles con nuestra cola convencional actual y la tecnología de aplicación". Eso significa que las fábricas tendrán que cambiar a colas de base biológica y también actualizar su maquinaria y tecnología en consecuencia, dijo Ikea.

La empresa que dio a conocer al mundo la estantería Billy tiene el ambicioso objetivo de ser climáticamente positiva a finales de esta década, es decir, reducir más emisiones de las que emite. Desde 2016, Ikea ha reducido sus emisiones de equivalentes de dióxido de carbono en un 12%, incluido un 5% el año pasado, según su informe.

Además de utilizar colas de base biológica, Ikea señala que tendrá que abordar las emisiones en toda su cadena de suministro y operaciones, desde la fabricación hasta el transporte, así como la huella de sus aproximadamente 460 tiendas. La empresa también tiene previsto aumentar el porcentaje de energías renovables en su cadena de suministro, y se ha fijado como objetivo que el 100% de su producción se realice con energías renovables para finales de la década (el año pasado, la producción funcionó con un 50% de energías renovables).

La iniciativa energética de Ikea incluye ayudar a los proveedores con acuerdos de compra de energía y préstamos con descuento para financiar paneles solares y calderas en las fábricas. El programa se puso en marcha en 2021, y en un primer momento se centró en ayudar a los proveedores de China, India y Polonia, donde el uso de carbón en la generación de energía es de los más elevados. Ahora se ampliará a países como Alemania, Italia, Portugal, Rumanía, Turquía y Vietnam.

"Uno de los mayores impulsores detrás de nuestras emisiones reducidas ha sido el movimiento hacia más energía renovable", dijo Andreas Rangel Ahrens, jefe de clima en Inter Ikea Group, el franquiciador global de la marca.

En 2018, Ikea se propuso utilizar únicamente materiales renovables y reciclados en sus productos para 2030. Pero la empresa sigue luchando por reducir la huella climática de los materiales, cuyas emisiones se estima que han aumentado un 11% en los últimos seis años. Rangel Ahrens atribuyó este aumento al incremento de los volúmenes producidos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA