Cada empaque reutilizable tendrá un precio de US$0,05. Así, Nueva York es el tercer Estado en prohibir las bolsas de un solo uso

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

A partir del pasado 1 de marzo, el Estado de Nueva York prohibió el uso de bolsas plásticas. Esto obligará a los residentes a usar las reutilizables. Se estima que los neoyorquinos usan aproximadamente 23.000 millones de bolsas plásticas al año, por lo que la medida pretende reducir el contaminación que estas generan.

La ley prohíbe a las tiendas entregar bolsas plásticas de un solo uso a sus clientes. Adicionalmente, los condados y las ciudades tendrán autonomía para elegir si cobran US$0,05 por entregar a los ciudadanos bolsas de papel. El dinero recaudado por ese medio será destinado al Fondo de Protección Ambiental de Nueva York y los gobiernos locales.

La normativa que entró en vigencia será aplicada para las tiendas que paguen impuestos estatales, sin embargo, contempla algunas excepciones que han generado polémica. Estarán exentos de esta medida, por ejemplo, los negocios que venden comida para llevar y a domicilio, medicamentos de prescripción, y carnes y pescados crudos, entre otros.

Al anunciar la prohibición, el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, afirmó que se trata de una “medida audaz para proteger nuestro ambiente y prohibir esas plagas ambientales”, y añadió que “solo tenemos una oportunidad para salvar el planeta”, mientras repartía a los ciudadanos bolsas reutilizables de manera gratuita por varios puntos de la ciudad.

Esta regulación, además, contempla que las tiendas puedan entregar bolsas plásticas que sean lavables, que puedan utilizarse al menos 125 veces y soportar un peso de 22 libras.

El Departamento de Conservación Ambiental de Nueva York ha hecho énfasis en que el foco para hacer cumplir la norma estará inicialmente en el aspecto pedagógico, antes que en la penalización. Por eso, en las semanas previas a la entrada en vigencia de la ley empezó una campaña de letreros en las tiendas y en redes sociales invitando a los ciudadanos a llevar su propia bolsa al momento de hacer compras.

En el largo plazo, sin embargo, están contempladas penalizaciones económicas para los negocios que no cumplan con lo establecido: las tiendan que no se acojan a la norma tras una advertencia podrán ser multadas por US$250. También se considera una sanción de US$500 por reincidir durante el mismo año.

Nueva York se convierte en el tercer Estado del país en aprobar la prohibición estatal, después de California y Oregon, al tiempo que en algunos condados de Hawai tienen prohibiciones locales.

Se espera que los estados de Maine y Vermont apliquen la restricción a las bolsas plásticas de un solo uso este año, y que Connecticut y Delaware lo hagan a partir de 2021.