.
MODA

Las prendas veganas se destacan como moda sostenible entre el sector colombiano

jueves, 9 de noviembre de 2017

Dentro de los planes de responsabilidad social destacan programas de reciclaje de prensas, y auxilios a los colaboradores de las compañías.

Hace unas semanas, durante Bcapital, uno de los encuentros de moda más importantes de Bogotá, se conocieron prendas tradicionales que exponían distintos diseñadores, pero también aparecieron los productos de la marca Dauntless. Las piezas llamaron la atención porque al tacto parecían elaboradas en cuero de becerro; no obstante, su fundadora, Paula Maldonado, dijo que eran materiales veganos como una de las primeras iniciativas de moda más sostenible y amigable con la fauna.

Incluso para los mayores compradores de textiles, estos productos llamaron su atención al ser prendas nuevas en Colombia y al ser parte de la tendencia de responsabilidad social de las casas de diseño más grandes en el mundo. Junto a esta apuesta, en la industria colombiana se suman las iniciativas de otras marcas que por medio del reciclaje buscan rescatar hilos de segunda para elaborar nuevas prendas.

Del lado de las piezas veganas, estas son realizadas a partir de nuevas tecnologías, algunos tienen como base el procesamiento de algodón y dan como resultado prendas de cuero sintético, a primera vista no se diferencian de las pieles de reses comunes.

“Ahora insistimos por fomentar estas técnicas. Nosotros no queremos usar ningún tipo de material que venga de los animales. Es una nueva forma de crear prendas y por eso el reto es que se empiece a cambiar la filosofía de consumo entre los propios clientes que antes compraban ropa con insumos comunes”, comentó Maldonado.

Hoy en día, el caso de éxito de la marca Dauntless ha impulsado a compañías de textiles locales para empezar a adoptar nuevas tecnologías en la costura especialmente a diseñadores independientes que tienen sus propias marcas en las capitales.

Del lado del reciclaje, esta es la tendencia que está en los planes de sostenibilidad de las cadenas de ropa en el mundo, y a nuestro país precisamente ha llegado por ser una costumbre de las marcas extranjerasEste es el caso de la cadena sueca H&M, que tiene uno de los planes más grandes en esta materia, según explicó Santiago Gutiérrez, communications manager de la firma en Colombia. “Venimos empezando en una de las actividades que hay a nivel global y es la recolección de ropa. Recibimos de todos los clientes prendas usadas, dañadas y viejas sin importar la marca, lo único es que no sean zapatos, es un gran fondo de reciclaje. A cambio, ellos obtienen un bono de 15% de descuento para sus próximas compras”, indicó.

La empresa, luego de recibir la ropa, si está en perfecto estado la envía a fundaciones para que llegue a personas que la necesiten, un segundo grupo termina en plantas para procesos de reciclaje de la industria automotriz, y otra es para el proceso de extracción de hilos, “con esos se pueden hacer otras prendas nuevas. Hemos llegado a piezas con hasta 30% de materiales reciclados, sería genial llegar al 100%”, dijo Gutiérrez.

Pese a que estas medidas de reciclaje son implementadas en otros países de la región de manera masiva, el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, aseguró que hay retos en esta práctica especialmente del consumidor que es quien recibirá las prendas y, a su vez, la propia industria que haga mayores esfuerzos por lograr esto. “De hecho hay más logros en materia de RSE como tecnologías menos contaminantes e, incluso, la reducción de agua en los procesos de elaboración”, agregó Botero.

Precisamente en este punto, para la industria textil colombiana el ahorro de agua es un reto. Según informes de Quality Design, en el país entre julio de 2015 y junio de 2016, las empresas que viven de la moda ahorraron agua con lo que dejaron de gastar US$1 millón en producción, pero la cifra es baja si se compara con otros de la región.

Por lo menos entre los países de la Alianza del Pacífico es bajo, por ejemplo, Ecuador se ahorró US$1 millón y México US$3 millones, de Perú no hay datos en la muestra.

En el listado de prácticas sostenibles entre empresarios de la moda cada vez salen a flote más iniciativas, por ejemplo, en medio ambiente, Mónica Delgado gerente de STF Group, dijo que “hemos implementado una política de uso de papel responsable. Nuestras bolsas donde se empacan los productos de las tiendas Studio F y ELA son fabricadas en papel 100% natural de fibra de caña o madera, libre de químicos y blanqueadores”, explicó.

La misma compañía reconoció que en el sector de la moda otros procesos que también hacen a la empresa sostenible son los esfuerzos por ayudar a sus propios colaboradores como apoyarlos con convenios establecidas con instituciones financieras.

Los responsables de las maletas de la marca Diesel
Además de los diseños en maletines y bolsos de la marca de moda Diesel, en las tiendas del mundo unos productos que llaman la atención son las bolsas elaboradas por mujeres con discapacidad que logran estar en las vitrinas como cualquier otro artículo de lujo. Los bolsos además de estar hechos a mano, tienen otro valor agregado que es la producción a base de materiales reciclados, un programa de la marca que ha logrado mantener por años y espera seguir manteniendo como parte de su programa de sostenibilidad.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Ambiente 17/06/2024 ¿Qué debe tener en cuenta para visitar lugares con sello de ecoturismo en vacaciones?

Estos destinos se caracterizan por ser espacios en que las personas están en constante relación con la naturaleza: cada vez más preferidos

Medio Ambiente 18/06/2024 Acciones que puede implementar para hacer un buen uso del agua en tareas diarias

Desde comprar electrodomésticos de bajo consumo hasta recolectar agua, pueden ser acciones que reducen significativamente el consumo