.
RESPONSABILIDAD SOCIAL La responsabilidad de viajar
miércoles, 20 de mayo de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Lara

El Gobierno ha enfilado sus baterías para que el turismo sea una punta importante en el fortalecimiento económico y empresarial nacional. En el primer semestre de 2014 hubo en promedio cerca de 10.800 viajeros internacionales por día, cifra bastante generosa que se suma a los cerca de 30 millones de pasajeros que se movilizaron vía aérea durante el año pasado. 

Pero más allá de un asunto económico que resulta de gran interés para todos los actores que hacemos parte de la cadena turística del país, es importante abrir un espacio a la responsabilidad que al mismo tiempo tenemos por la conservación responsable de los destinos turísticos.

El incremento en el uso de recursos naturales, el aumento de la producción de basuras y aguas residuales, el desgaste de las zonas públicas comunes, entre otros factores sociales, son algunos de los puntos clave que desde la concepción de turismo sostenible o consumo responsable se está trabajando para lograr un balance positivo en la dinámica de la oferta y la demanda de la industria.

De acuerdo con cifras de la OIT y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, en los próximos diez años el sector turístico crecerá 4,4% anual, hecho que para un país como Colombia, que se consolida como un destino turístico cada vez más atractivo, tendrá incrementos similares.

Este crecimiento para los próximos años requiere que entre todos los actores, desde el viajero hasta los entes gubernamentales, planteemos alternativas para que el turismo se convierta en una herramienta integral valiosa para las comunidades locales promoviendo así su desarrollo sustentable en el tiempo.

El Plan Sectorial de Turismo 2014-2018 del Gobierno es una estrategia que le ha dado la vuelta a la concepción económica del sector y ha abierto nuevos espacios de educación en turismo sostenible y cultura turística. Preparar a las comunidades en estos aspectos se hace fundamental para construir una visión responsable de país y su desarrollo económico.

Bajo esta línea, la competitividad turística ha migrado a un concepto mucho más amplio que reúne elementos, sociales, ambientales y culturales que permitan un crecimiento sustentable de la industria. En el caso de las aerolíneas, nuestro compromiso debe trascender más allá de la interacción que tenemos con nuestros pasajeros. Si bien somos un canal importante para la sensibilización de estos temas, nosotros también tenemos la responsabilidad de asumir un rol activo en la conservación y preservación de los destinos turísticos en el país.

Programas y actividades de responsabilidad social corporativa son un buen ejemplo de lo que se puede trabajar en este campo. Cuido Mi Destino es el programa de concientización turística y ambiental que lleva a cabo LAN en todas las filiales en las que opera. Desde 2013, en Colombia hemos logrado exitosamente la intervención de dos destinos con un gran valor patrimonial para el país: Santa Fe de Antioquia y San Juan Girón. Nuestra tarea ha estado en convocar durante estos tres años a cerca de 190 voluntarios. Así, la pregunta que debemos hacernos no debe ser cómo promover el turismo sino qué tipo de turismo queremos promover en el país, con el único fin de generar alternativas que compensen significativamente el costo que asumen las comunidades locales de los lugares receptores de miles de viajeros que se movilizan al año  hacia estos destinos turísticos. Es momento de dar un paso más allá.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Salud 17/06/2021 Techo Colombia y Aire Fresco se vinculan para mejorar salud mental de sus empleados

La plataforma de meditación ofrecerá sus herramientas a trabajadores, voluntarios y beneficiarios de la organización sin ánimo de lucro

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL