.
RESPONSABILIDAD SOCIAL La nueva relación entre los médicos y las TIC
miércoles, 17 de junio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Sergio Parra Duarte

La atención médica en general es una forma específica de relación humana. Más allá de la revisión de rutina, un médico debe ser una compañía constante en las diferentes fases de un proceso. Debe dar un apoyo que les permita estar al tanto de la evolución del afectado. Y en el peor de los casos, sobrellevar un duelo de forma anticipada.  

Por otro lado está la relación médico-paciente, un vínculo en el cual cada uno adopta un rol y define el modelo. Hasta hace unos años esta relación era casi invariablemente activo-pasiva, siendo el médico, de rol activo, quien llevaba la entrevista, informaba y tomaba decisiones. El paciente, por su parte, era simplemente el receptor.  

Hoy la realidad es otra. La profesión se enfrenta a una sociedad cargada de información. Los pacientes llegan al consultorio con pocas dudas, por el contrario, consideran tener casi que el diagnóstico exacto de su enfermedad o problema.  

¿La causa de esto? han investigado previamente en internet sobre sus síntomas y dan por hecho que cada una de las palabras que encuentran en dichos portales es cierta. 
Ahora bien, es verdad que la red ha facilitado muchísimos procesos y eliminado algunas barreras de comunicación, pero también es cierto que ha puesto en duda la veracidad y utilidad de ciertas profesiones y una de ellas es la medicina. 

Tampoco se trata de creer que es completamente un mal. Por el contrario, la alta conectividad permite además que miles de investigaciones y trabajos científicos estén a la distancia de un clic para cualquier médico en el mundo que tenga acceso a internet. 

En este sentido, el reto no es, y jamás será, volcar al mundo en contra de las nuevas tecnologías. El reto es acercarse asertivamente a ellas y sacar provecho a la inmediatez en las búsquedas que ofrecen portales como Google.  

Viéndolo de otra forma, este acercamiento facilita el entendimiento de tratamientos y procesos quirúrgicos. El simple hecho de que los pacientes puedan ver por internet simulaciones de cirugías similares a las que van a vivir; que indaguen sobre los componentes de una medicina; que conozcan sobre enfermedades que no son comunes en su entorno e incluso se unan a campañas de apoyo y ayuda a pacientes que ni siquiera conocen, da cuenta de las bondades y los beneficios de hacer parte de esta evolución tecnológica e informativa. 

Quedan obsoletas las profesiones que hoy se opongan o se nieguen a hacer parte de esta revolución que comandan las nuevas tecnologías. Es por eso que la medicina, debe no solo acercarse a las TIC sino también apropiarse de ellas y aprovecharlas.