.
RESPONSABILIDAD SOCIAL La Macarena se vistió de colores
miércoles, 9 de septiembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gonzalo Velásquez V.

El proyecto, llamado La Macarena, remanso de Colores, arrancó el pasado mes de julio y finalizará el próximo 27 de septiembre. Fue promovido por el gobernador del Meta, Alan Jara, y el Instituto de Turismo del Departamento, en alianza con la Fundación Orbis, Pintuco, la Fuerza Aérea, el Ejército Nacional y la Corporación Tierra SOS. Además, más de 800 personas se involucraron en el embellecimiento del pueblo, en una iniciativa público privada que gracias al trabajo con la comunidad, al apoyo de la Alcaldía y las fuerzas vivas locales, y a los 5.320 galones de pintura utilizados, le dan otra cara a este municipio. 

Más allá de lo bonito que ahora luce el poblado, el mensaje de transformación llevada a cabo por la propia comunidad es poderoso. La idea es que los turistas que visitan La Macarena no sigan de largo hasta Caño Cristales, sino que aprecien el color de sus barrios, interactúen con sus habitantes, consuman los productos y servicios locales y beneficien a esta población que durante tanto tiempo vivió el estigma de la violencia. 

Desde la Fundación Orbis estamos convencidos de que el uso del color es un importante elemento de cambio urbano que motiva a los habitantes de un barrio, localidad o municipio a cuidar, proteger y engalanar los espacios para su beneficio, como una muestra de su identidad y de su historia, más cuando las acciones son producto de un trabajo conjunto con el sector público para lograr transformaciones visibles. 

 El color, impacto positivo
Con La Macarena, remanso de colores evidenciamos  una vez más que con la pintura, no solo mejoramos la apariencia de las viviendas, los espacios comunitarios  y las instituciones educativas, sino que el color se convierte en un motor para reavivar el sentido de pertenencia de las personas por los lugares que habitan.  

Una hipótesis bajo la cual hemos acompañado diferentes proyectos como Palenque 2015 en Bolívar,  Guacoche y El Jabo en Valledupar, las canchas de Las Gorditas en Cali, San Juan Nepomuceno y Galerazamba en Bolívar, la Comuna 13 con el programa Medellín se Pinta de Vida en alianza con EDU y Alcaldía, Barrios de Colores en Bogotá y Villa Juliana en Villavicencio, entre otros.

Con el ánimo de sondear cuáles son los resultados de estas intervenciones con color en comunidades vulnerables, en la Fundación Orbis tuvimos la oportunidad de trabajar con estudiantes de MIT, con quienes construimos las bases para identificar los impactos de la transformación de los espacios físicos en aspectos como salud, seguridad, oportunidades económicas y vocación de cuidado propio, mejorando la percepción interna y externa de estas comunidades  

Mientras profundizamos en esta búsqueda cuantitativa, continuamos con nuestro trabajo de transformación más allá de la estética, mejorando el hábitat en las comunidades vulnerables de Colombia. Por ahora, como lo dice el lema del proyecto, esperamos haber contribuido en La Macarena para que sea todo un Remanso de Colores.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Salud 17/06/2021 Techo Colombia y Aire Fresco se vinculan para mejorar salud mental de sus empleados

La plataforma de meditación ofrecerá sus herramientas a trabajadores, voluntarios y beneficiarios de la organización sin ánimo de lucro

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL