miércoles, 21 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Carolina Suárez - dsuarez@larepublica.com.co

Los campesinos encontraron la forma de intercambiar los cultivos de coca y de amapola por la siembra de diversas variedades de pimienta verde fresca, negra, blanca, gourmet en pepa o molida, así como cúrcuma y otras especias exóticas del Putumayo. Esto fue posible gracias a la empresa Condimentos Putumayo que lideró el proyecto Empresarios Agrícolas por la Paz, impulsado por el gobierno departamental del Putumayo, la ONG internacional Mercy Corps, el sector privado y el gobierno de Canadá.

Hasta el momento ya van 60 familias beneficiadas por el proyecto, que no solo dejaron de sembrar los cultivos ilícitos, sino que tuvieron la oportunidad de iniciarse como empresarios. Iván Mauricio Gaitán, Director General de la Consultora RAI Colombia, considera que “el programa ha sido muy exitoso entre los beneficiados, ya que por parte de los campesinos hay un cansancio y un miedo en la siembra de coca y amapola, porque ellos son conscientes de que esto les genera desalojo, desplazamiento, pobreza, miedo y violencia. Por lo que encontraron en la siembra de pimienta una oportunidad de salir adelante por medio de un cultivo legal que es comerciable en el país”.

La inversión en el proyecto es de US$1,1 millones. La Embajada de Canadá (Gobierno de Canadá, a través del Fondo de Alianzas Estratégicas para el Desarrollo) donó US$565.000; Gran Tierra Energy Inc-Colombia, a través de la consultora RAI Colombia invirtió US$380.000: la Alcaldía de Villagarzón aportó en este proyecto US$25.000; la Gobernación del Putumayo entregó US$ 105.000; y Condimentos Putumayo S.A. aportó en capital de trabajo y tierras la cifra de US$90.000.

Gaitán afirmó que “nosotros les ayudamos a los campesinos a comercializar la pimienta con restaurantes gourmet como Harry Sazón y Wok y estamos a la espera de clientes potenciales como Crepes and Waffles, El Corral y Archie’s. La idea de este proyecto es abrirle la puerta a los cultivadores para que puedan comercializar sus productos de la mejor manera y que además tengan las posibilidades de hacerlo”.

Además añadió que “la idea del proyecto es generar una comercialización con 87 clientes, nuestro foco son los restaurantes gourmet, los hoteles, las empresas de catering y las escuelas de chef porque son quienes pagan puntualmente y les importa la calidad y no el precio. También nos interesan las grandes superficies, pero el problema que encontramos aquí es que a nuestros campesinos no les fue muy bien con ellos en el pasado porque se demoraban hasta 60 días en pagar”.

De víctima a empresario
Don Agustín Libardo Díaz y su esposa Ifigenia Guerrero, trabajaron durante 20 años en cultivos de coca, ya que no tenían otras alternativas, dicen que necesitaban el trabajo para poder sostener a sus cuatro hijos y poder arreglar su vivienda.

Hace cuatro años se vincularon al proyecto de Condimentos Putumayo y desde entonces su vida dio un giro de 180 grados, dejaron de sentir miedo al transportar sus productos por las carreteras ya que era legales y además pudieron vincular a sus hijos en el negocio, ahora los dos mayores ya se graduaron del bachillerato y están muy interesados en continuar estudiando.

Un proyecto que incentiva el cultivo legal en la sociedad
“Los productores que ya han dejado los cultivos ilícitos son familias que quieren tener otra visión y otro futuro para sus parientes porque entienden los riesgos que trae el vínculo con cultivos ilegales” afirmó Brayan Atkinson, ejecutivo de la ONG Internacional Mercy Corps. Los campesinos y sembradores de las zonas se cansaron de la violencia y quieren contribuir con la construcción de un país en paz, es por esto que el proyecto trabaja diferentes focos, además de la siembra de pimienta y su comercialización, además de esto, también trabajan en fortalecer a la sociedad promoviendo la igualdad de género y la integración de personas afectadas por la guerra y la violencia a través de talleres de auto cocimiento y yoga. Englobar el territorio para sanear sus tierras y su gente es el propósito.

Las opiniones

Rodrigo Trujillo
Gerente de Condimentos Putumayo

“Esta familia es un ejemplo para los demás cultivadores, quienes pueden ver las ventajas que trae sembrar productos legales”

Iván Mauricio Gaitán
Director General RAI Colombia

“Estamos capacitando a los sembradores en todo el tema de las TIC, por lo que habilitamos una página web para su expansión”